Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento colombiano investiga al presidente Samper

El Parlamento colombiano comenzó ayer a investigar si existe alguna relación del presidente, el liberal Ernesto Samper, con la supuesta financiación ilegal de su campaña electoral por el cártel de Cali, principal responsable del tráfico de drogas a nivel mundial. El procedimiento se ha iniciado cuando Samper parecía haber encontrado una fórmula para sortear, por el momento, la crisis institucional y de credibilidad que la semana pasada le colocó al borde del abismo.Ayer, Samper nombró ministro de Defensa al jurista Juan Carlos Esguerra, liberal, pero elegido a la Constituyente de 1990 por el Movimiento de Salvación Nacional que dirige el conservador ortodoxo Álvaro Gómez Hurtado. Esguerra sustituye a Fernando Otero Zea, cuya cabeza fue la primera del Gobierno que se cobré el llamado proceso 8.000 sobre la presunta filtración de dinero del cartel de Cali en la campaña que dio el triunfo a Samper. Con una trayectoria que le valió competir por el cargo de fiscal general con el actual titular, Alfonso Valdivieso, el nuevo ministro de Defensa sintetiza un tácito acuerdo de unidad nacional para preservar el régimen.

El nombramiento da otro respiro al mandatario, que en la madrugada del domingo y en medio de un torbellino de denuncias desatado por su ex tesorero de campaña, el anticuario Santiago Medina, se había anotado un punto a su favor con la captura de Miguel Rodríguez Orejuela, número dos de la cúpula mafiosa y sexto hombre de esta organización detenido.

Ayer, la Comisión de Acusaciones de la Cámara baja del Parlamento empezó a investigar al presidente en relación con el proceso 8.000. Si considera que hay motivos para enjuiciarlo, el caso pasará al Senado, que a su vez determinará por mayoría si lo cursa a la Corte Suprema de Justicia, última instancia de juicio al Ejecutivo.

Por si fuera poco, la revista Semana, la más influyente del país, atizó más el fuego al transcribir un a conversación telefónica entre una mujer identificada como Elisabeth de Sarria, esposa de un ex cabo de policía y presunto narcotraficante, quien habla con alguien a quien le llama "Ernestico" y cuya voz es muy similar a la del presidente. El propósito era acordar donaciones de la Mafia para financiar la segunda vuelta presidencial. Según la revista, la grabación es de principios de 1994 y fue suministrada por un oficial de contrainteligencia de la Marina.

En el flanco de la guerrilla el Gobierno inició su segundo año entre escaramuzas. Un alcalde, 14 policías y seis soldados muertos, y más de 20 heridos es el saldo de los ataques. insurgentes, durante el fin de semana, en distintas regiones. La mayoría se atribuyen a frentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El hecho de mayor magnitud se produjo en Miraflores, departamento del Guaviare, en el este, donde unos 300 alzados en armas destruyeron medio. pueblo "en respuesta a la histórica erradicación de 1.059 hectáreas de coca en dos días", según el subdirector de la Policía, general Luis Enrique Montenegro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995