Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar dice que su Gobierno garantizará la "primacía constitucional" del español

José María Aznar anunció ayer que la segunda prioridad de un futuro Gobierno presidido por él, tras la creación de empleo, será "garantizar la primacía constitucional" del español. La cultura y la lengua, explicó en una conferencia en los cursos de verano de El Escorial, son la fuerza de intervención rápida de España". "No juguemos con ella", pidió el presidente del PP. Aznar criticó el "apoyo inapreciable" de CiU al Gobierno en el pleno del Congreso sobre los GAL y reclamó a los nacionalistas catalanes que expliquen las razones.

En una conferencia con la que clausuró el curso Los desafíos de la democracia, el presidente del PP defendió el papel de España en el mundo como "gran potencia cultural", gracias a la lengua, y anunció que un Gobierno presidido por él situaría como prioridad "garantizar la primacía constitucional" del español sobre las demás lenguas oficiales y potenciarla en la enseñanza y en la "proyección global"."Si se me permite la metáfora, la fuerza de intervención rápida más importante de España, que no es una gran potencia económica ni política, pero sí cultural", explicó al auditorio que llenaba el aula de los cursos de verano de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), "es la cultura y la lengua. No juguemos con ella".

La garantía de la preeminencia del español "en todo el territorio nacional", subrayó Aznar -con el presidente del PP de Cataluña, Aleix Vidal-Quadras, sentado a su derecha, -es "perfectamente compatible con el bilingüismo en las comunidades autónomas con lengua propia" si la convivencia entre idiomas se produce "con naturalidad y sin experimentos raros".

Aznar criticó a los nacionalistas catalanes de CiU, de los que dijo que prestaron al Gobierno "un apoyo inapreciable" en el pleno extraordinario del Congreso de los Diputados sobre los GAL. El presidente del PP se declaró sorprendido por este apoyo, cuyas razones, dijo, "no se me alcanzan".

Aunque el Gobierno "está más débil" después del debate sobre la responsabilidad política en la creación de los GAL, Aznar considera que CiU ofreció un balón de oxígeno al Ejecutivo, un "apoyo inapreciable" por razones desconocidas "que debería explicar a la opinión pública".

En tono irónico, comentó la argumentación del portavoz de los nacionalistas catalanes. "Han inventado un género parlamentario que pasará a los anales", dijo. "Resulta que las Cortes no las disuelve para convocar elecciones el presidente del Gobierno, como nosotros siempre hemos reconocido; ni siquiera el señor que gobierna en Barcelona [Jordi Pujol], sino la opinión pública, se supone que a través de los sindicatos, las organizaciones empresariales, las asociaciones de vecinos".

Casi al final de una conferencia de tres cuartos de hora, Aznar expuso sus conclusiones sobre el debate en el Congreso dé los Diputados. González, dijo, no fue capaz de explicar nada sobre cómo funcionaron los GAL y por qué el presidente del Gobierno no se enteró de nada. Por lo tanto, agregó, "los españoles piensan que los responsables políticos del caso GAL están en el Gobierno, encabezados por su presidente".

Preguntado más tarde por la posibilidad de que el juez Baltasar Garzón impute a González pertenencia a banda armada en relación con los GAL, Aznar dijo que no tiene ninguna consideración que hacer. "Nosotros no pretendemos ni coartar ni influir en la justicia", señaló. "Nosotros hablamos de responsabilidad política, que fue lo que debatimos y lo que establecimos en el Congreso de los Diputados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de julio de 1995

Más información

  • Críticas a CiU por su apoyo a Felipe González en el debate del GAL