Un brote agudo de dengue hemorrágico en Venezuela causa 13 muertes y 10.000 enfermos

Siete indios yanomamis y la senadora de Amazonas, entre las víctimas mortales La epidemia del dengue en Venezuela se ha recrudecido con las lluvias, causando 10.414 personas infectadas y 13 muertes hemorrágicas en los últimos meses, según cifras oficiales del Ministerio de Sanidad, que reconoce la existencia de un brote agudo. En la Amazonia han muerto siete indios yanomamis y permanecen ingresadas más de 200 personas. Una de las víctimas ha sido la senadora del Estado de Amazonas, Yolanda Escobar de Silva, de 51 años, presidenta de la comisión parlamentaria de los derechos de la mujer, que falleció la pasada semana.

Tanto el ministro de Sanidad, Carlos Walter, como el director de epidemiología, Francisco Araos, confirmaron a este diario que existe un "brote agudo del dengue" en Venezuela y que torriarán medidas sanitarias y ambientales para frenar la epidemia. Una campaña se iniciará el próximo martes para frentar la extensión.Las zonas más críticas se han localizado en Caracas, Amazonas, Aragua, Lara, Miranda, Táchera, Trujillo y Zulia, que son las más pobladas del país. Pero en la parte más retirada, que es la Amazonia venezolana, hace tres días se hart detectado siete muertes e indígenas yanomamis por el derigue hemorrágico, más 200 casos graves que presentan los síntomas en el hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho.

La senadora del Estado de Amazonas, Yolanda Escobar de Silva, de 51 años, presidenta de la comisión parlamentaria de los derechos de la mujer, falleció la semana pasada en una clínica caraqueña a causa también del dengue hemorrágico, habiendo sido picada por un mosquito portador en Puerto Ayacucho.

El doctor Francisco Arao dijo que su despacho está evaluando las pruebas sanguíneas de las muertes producidas en el Arnazonas para determinar si fueron causadas por el dengue, pues en su opinión las condiciones de los yanomamis, habitualmente nómadas, son distintas a los urbanos.

Muestras a EE UU

El caso de la senadora Escobar, que murió por hemorragias in contenibles en cuestión de tres días, demuestra que esta enfermedad no es sólo de los pobres y que afecta a toda la población cuando se propaga. Sus muestras de sangre han sido enviadas a los laboratorios de los Estados Unidos porque hay sospechas de la aparición de un nuevo tipo de dengue.

El doctor Araos afirma que todavía no puede incluir los ocho recientes decesos del Amazonas, de la senadora y los yanomamis, en la lista oficial porque están en proceso de evaluación. Sin embargo, clínicamente las muertes de los indígenas ya fueron declaradas como hemorrágicas, aun cuan do a los cadáveres no se les haya practicado la autopsia, ni enviado comisiones sanitarias a los diferentes sitios de la selva amazónica donde se produje ron los brotes endémicos. Entre los 200 casos de Ama zonas, que están padeciendo el dengue hay 51 que ya presentan fiebres con hemorragias, según el diario local Últimas Noticias. Las autoridades sanitarias de Puerto Ayacucho, capital de Amazonas, han hecho un llamamiento a la comunidad para mantener la calma. También han anunciado operaciones para frenar el dengue en la selva mediante campañas de limpieza de las aguas estancadas y fumigación de las chozas de los indígenas para eliminar a los mosquitos transmisores.

Las autoridades sanitarias de Amazonas no disponen de equipos, lanchas y jeeps para atender rápidamente a la población indígena que vive en los apartados caños de la selva. Tampoco cuentan con buenas instalaciones frigoríficas para preservar el plasma.

Los indígenas viven en grupos, comunidades familiares constituidas por 50 a 100 personas y asentadas en las distintas zonas de la selva amazónica venezolana. Los grupos suelen trasladar sus chabonos -tipicas chozas de paja- de un sitio a otro, después de agotar la caza y la pesca de cada lugar. Estas condiciones de vida itinerante hacen difícil su contacto con los centros de población donde se dispone de asistencia sanitaria.

Precauciones domésticas

El director de Epidemiología dijo que en el mes de julio arrecian las lluvias y aumenta el volumen de mosquitos. La campaña sanitaria que se iniciará mañana incluye fumigaciones masivas en las zonas afectadas. "Se va a intensificar el saneamiento ambiental y se concienciará a la población a través de programas de televisión y radio para que no tengan en sus casas recipientes de agua descubiertos y fumiguen los armarios y los lugares oscuros donde suelen esconderse los mosquitos", dijo Araos.

Las lluvias inundan grandes zonas rurales e indígenas, lo que propicia la reproducción de los mosquitos. El doctor Araos dice que la campaña en las ciudades se orientará para que la gente mantenga tapados los recipientes de agua y esté pendiente de los insectos voladores en sus casas, a los que hay que rociar con insecticidas.

El Ministerio de Sanidad venezolado también está repartiendo carteles y folletos ilustrativos del mosquito vector del virus y las formas para combatirlo. La televisión oficial transmite documentales cortos sobre el ciclo del dengue, mientras los dirigentes vecinales y maestros divulgan la forma de prevenir la enfermedad en escuelas y comunidades.

El doctor Araos reconoció que en este año y medio de Gobierno no se había hecho ninguna campaña masiva sobre el dengue y tal vez la falta haya generado este repunte actual de la infección, que calificó de "importante". Desde 1989, cuando apareció el dengue en Venezuela, no se habían producido cifras tan altas de víctimas afectadas y en tan corto espacio de tiempo.

Lo cierto es que el Amazonas ya está alertado y ha sido declarado zona de emergencia sanitaria por la Administración. "Hay un plan coordinado para suministrar equipos de fumigación y plasma humano en todos los Estados que se están viendo afectados por el dengue. Lo fundamental en estos momentos es reducir el volumen de mosquitos para evitar la propagación de la enfermedad", concluyó el director de Epidemiología.

El 'patas blancas' sanguinario

El dengue es transmitido por el mosquito aedes aegypti, popularmente conocido con el mote de patas blancas, que al picar a una persona la infecta con un virus de la familia Flavovirus. En 1989 hizo presencia en Venezuela, donde desarrolló tres de los cuatro serotipos: 1, 2 y 4.El mosquito patas blancas puede portar cualquiera de estos serotipos y se diferencia de los mosquitos sanos en que se posa en la pared de forma diagonal. En Venezuela se conocen dos tipos de dengue: el clásico y el hemorrágico, que es mortal. Al ser infectada, la víctima desarrolla la enfermedad en un periodo de 7 y 14 días, con fiebres altas y una baja considerable de las defensas. La mayoría de los casos es recuperable si se controla a tiempo clínicamente. El manejo del paciente con dengue es igual a otro con gripe, es decir, muchos líquidos, vitamina C y reposo, pues los síntomas son muy parecidos y de ahí la confusión.

El doctor Araos recomienda a los infectados no automedicarse, ya que precipita las hemorragias en caso de que la virosis sea dengue. Cuando la atención médica llega tarde y la víctima con fiebre hemorrágica tiene pocas defensas, puede morir en un periodo de tres a siete días y no hay transfusiones de sangre que puedan. salvarla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de julio de 1995.

Lo más visto en...

Top 50