EI PP de Baleares pagó facturas electorales con un talón de las presuntas comisiones del túnel de Sóller

El PP de Baleares pagó a la agencia lzy, de Mallorca, tres facturas por anuncios electorales mediante un cheque al portador, de cinco millones, librado y cobrado en la Banca March en 1989 y que procedía de las supuestas comisiones que el partido recibió del empresario Antonio Cuart tras la concesión del túnel de Sóller. Cuart, según la policía, dio al PP un pagaré del Tesoro de 50 millones. El secretario general del PP de las islas, José Antonio Berastain, negó ayer estas irregularidades y afirmó que, en todo caso, habrían prescrito al haber transcurrido más de cinco años.

Más información

El volumen total de la operación publicitaria del PP con Izy era de 3.946.398 pesetas, por lo que la empresa devolvió al pagador la diferencia entre esta cantidad y los cinco millones del cheque al portador. El cambio fue abonado en junio de 1989 a través de un talón ingresado en La Caixa. Esta transacción contiene presuntamente la huella del PP, según las pruebas documentales recogidas por los investigadores.José Antonio Berastain, que es también consejero del Gobierno regional, negó ayer cualquier ilegalidad o posible cobro de comisiones, pero advirtió que una vez pasados cinco años las eventuales irregularidades tienen "una prescripción automática y definitiva".

La contabilidad del PP, señaló Berastain, fue intervenida por la Junta Electoral y el Tribunal de Cuentas. Este dirigente figura en el atestado policial como supuesto cerebro de la trama de financiación irregular del PP en 1989, al ser apoderado de su contabilidad. Los investigadores creen que distribuyó parte de los 50 millones de fondos de la concesionaria del túnel en cuentas oficiales del partido en Mallorca, Menorca e Ibiza y en pagos a proveedores. "No vale colocarme a mí todos los temas", declaró ayer Berastain, para afirmar que sólo reconocerá lo que él firmó, cobró o pagó.

El cheque de cinco millones para abonar anuncios es el pago más elevado intervenido en el caso Sóller, en el que los investigadores buscan a los presuntos perceptores de 140 millones de pesetas pagados en comisiones ilegales. Seis años después de aquella operación el cheque ha salido a la superficie. Su numeración y trayectoria bancaria delató el origen. La policía intervino en su día los libros de contabilidad y balances de la agencia publicitaria y los contrastó con las facturas conformadas que el PP abonó.

En un local que era propiedad de Izy, aquel mismo año de 1989 se instaló la sociedad de buzoneo Meydis Baleares, de la que era socia y directora gerente la diputada regionaI del PP y líder de Nuevas Generaciones Maria Salom. La policía ha documentado un pago de 400.000 pesetas, con fondos procedentes del pagaré de supuestas comisiones del túnel, a una cuenta de esta firma.

El fiscal Ladislao Roig, que comparte con Juan Carrau y Antonio de Vicente las investigaciones de las dos causas penales en las que indirectamente el PP está implicado, ha declarado que "hay irregularidades que se han de investigar y determinar si hay pruebas para sustanciar o no los presuntos delitos". El presidente del Gobierno balear, Gabriel Cañellas, desplegó ayer una serie de comparecencias ante medios radiofónicos para contrarrestar lo que considera "una guerra política" contra el PP en la "única comunidad -excepto Cataluña- donde el PSOE no ha gobernado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de julio de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50