Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Largo viaje hacia la luz

"...Mine is not the story of one who has searched and found the answers. Rather the story of one who in his search has found the stuff that inspires him to go on searching on, and on... and on..."

Sobre mi mesa reposan estas palabras escritas del puño y de la letra de William Layton, mi maestro y mi amigo, que ha muerto en Madrid un lunes de junio, nublado y ruidoso.

¿Qué puedo decir de Layton, excepto que ha sido el único maestro que he conocido? Sería estúpido escribir, hablar aquí, ahora, de su talento, de su generosidad, de su humildad o de su entrega. Prefiero recordar su pelo blanco, sus clases, nuestro "whiskey sour", nuestro Largo viaje hacia la noche, que para mí fue un hermoso viaje hacia la luz.

Más información

De nuestras reuniones interminables para preparar los ensayos de la obra de O'Neill, recordaré siempre algo que él perseguía como una obsesión: Layton buscaba y buscaba, quería encontrar algo que no sabía lo que era. Tardé tiempo en descubrir que la propia búsqueda era el fin. No trabajábamos para un resultado. El análisis, los ensayos, eran parte de ese resultado.

Layton y su pasión por la búsqueda han sido -seguirán siendo ("una muerte acaba con una vida, pero no con una relación")- inspiración para tanta gente que no cabríamos en el teatro más grande del mundo. Muchos tuvimos la suerte de aprender con él. Yo, el privilegio de. ser su alumno, su ayudante y su amigo. Para él mi gratitud y reconocimiento. Dedicada a su memoria,, Éxtasis, la película que preparo. En ella, el personaje que interpreta Federico Luppi se presenta con la traducción de las palabras de mi amigo que guardo sobre mi mesa: "La historia de mi vida no es la historia. de alguien que ha buscado y encontrado las respuestas. Mi historia es la de alguien que, en esa búsqueda, ha encontrado el material que le inspira y le empuja a seguir buscando, buscando, buscando...".

es director de cine y fue alumno de William Layton.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción