Un barco de la Armada protegerá a los pesqueros españoles en Canadá

El Gobierno español enviará en las próximas un buque de la Armada al caladero de la organización de Pesquerías del Atlántico Norte vigilar las operaciones de los barcos gallegos que faenan en aquellas aguas ante las amenazas, multas y detenciones hechas por las autoridades canadienses. La zona donde pescan los congeladores españoles se halla fuera de las agua sjurisdíccionales de las 200 millas de Canadá, donde ese país no tiene competencia para detener o sancionar a un barco de otro Estado.

Canadá estima que los países comunitarios, España y Portugal, ya han pescado las 3.400 toneladas fijadas por la Organización de Pesquerías del Atlántico Norte (NAFO), mientras que la Unión Europea considera que su cuota autónoma es de 18.400 toneladas de fletán negro (una especie de lenguado).Según el ministro español de Agricultura, Luis Atienza, se han dado instrucciones de seguir faenando a los 36 barcos españoles que operan en ese caladero. "Tenemos toda la razón, se mire por donde se mire", ha señalado Luis Atienza. "Nuestros barcos están actuando dentro de las reglas de juego fijadas por- la propia NAFO, la Unión Europea y nos asiste el derecho Internacional del Mar".

Mantenerse firmes

Para José Ramón Fuertes, gerente de la cooperativa de Armadores del puerto de Vigo, abandonar el caladero de la NAFO bajo las presiones de Canadá sería un mal preceden_ te que no se debe producir. Los barcos españoles, que en un primer momento habían optado por salir del caladero, volvieron ayer al mismo ante el apoyo de la Administración. En este momento permanecen en el caladero 19 barcos mientras otros 11 se hallan de regreso a España para efectuar los desembarcos. La flota congeladora española ha venido capturando en este caladero durante los últimos años unas 40.000 toneladas de diferentes especies entre las que destaca el fletán negro con un valor en el mercado superior a los 20.000 millones de pesetas.

La pesquería del fletán negro a una profundidad de 1.600 metros, es nueva en la zona y su descubrimiento para su explotación comercial forma parte de las campañas de investigación puesta en mar cha por España y la Unión Europea hace varios años cuando la flota congeladora fue expulsada de caladeros como los de Namibia y no tenían acceso a Malvinas. Para la Comisión Europea el Total Admisible de Capturas (TACs) para este año debería haber sido como mínimo de 40.000 toneladas, mientras la NAFO fijó sola mente un techo 27.000 toneladas ante las presiones cana dienses. En el reparto que hizo la NAFO de esa cifra se asignaron a la Unión Europea so lamente 3.400 Tm mientras la propia Unión Europea en un escrito de objección se asignó una cuota autónoma de 18.400 toneladas.

[Por su parte, los armadores portugueses de los barcos que se encuentran en la misma zona ordenaron ayer a sus respectivos capitanes que vuelvan a faenar, informa Efe. Pedro Franza, dirigente de la Asociación de Armadores de la Pesca Industrial, dijo que dicho regreso resulta de las garantías dadas por su Gobierno.]

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción