_
_
_
_
_

Intermón denuncia el uso de los fondos de ayuda al desarrollo para exportar armas a países en conflicto

Intermón denunció ayer que entre 1980 y 1990 se han utilizado créditos del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) "para financiar exportaciones militares por valor de 61.767 millones de pesetas, lo que representa una cuarta parte de las ayudas destinados al desarrollo`. Algunos de los países en conflicto armado a los que se les ha vendido armas con este tipo de ayuda son Egipto, Marruecos, Angola, Mozambique, Zimbabue, Lesotho o Somalia.Según datos del Centro de Investigaciones para la Paz de 1994, entre las operaciones más recientes Figuran la concesión de créditos del Fondo de Ayuda para el Desarrollo en 1989 para financiar la venta de siete aviones a Marruecos por valor de 2.785 millones de pesetas, la venta de vehículos militares a Zimbabue en 1990, por valor de 1.200 millones, o la de vehículos de transporte a Mozambique y Somalia, también en 1990, por un valor de 898 y 892 millones, respectivamente.

Estos datos aparecen recogidos en el estudio El negocio de las armas: la responsabilidad española, realizado por Tica Font, profesora de la UNED, en el que analiza el periodo 1988-1992.

Para Font, el principal problema es la confidencialidad. "No hay publicaciones oficiales que recojan la información sobre la, venta de armas". "Las únicas fuentes que se pueden consultar son las memorias de las empresas públicas que realizan el 80% de estas exportaciones, pero no reflejan los datos globales, la estadística aduanera y un estudio de la Asociación de Empresarios de Defensa y de Seguridad". ."Pero los datos que ofrecen las empresas y las aduanas no coinciden, hay diferencias de entre 25.000 y 35.000 millones de pesetas", apostilla.

Según Font, nuestro país aumentó el comercio de armas durante los últimos años, especialmente en el sector aeronaútico, a diferencia de lo ocurrido, en la mayor parte del mundo.

España gasta anualmente entre 85.000 y 95.000 millones de pesetas en exportaciones de armamento, es el noveno país del mundo importador de armas y el decimotercero en su exportación. En el estudio se plantea una pregunta: ¿Quién asegura que dentro de las exportaciones confidenciales no se ocultan, otras ilegales?

Hasta julio de 1993 estaba prohibido exportar armas a Angola. Pero en abril de 1994 el Gobierno confirmó, en una respuesta parlamentaria sobre la empresa pública Defex (Defensa y Exportación), que había vendido material a Angola, en 1993, valorado en más de 2.300 millones de pesetas; en 1992, por más de 2.600 millones; y en 1991, por 640. Ya en 1992 habían muerto más de 550.000 personas en Angola y contaban con 400.000 refugiados.

En alguno de los casos de exportaciones a Angola se utilizaron créditos FAD, como en el de la venta de vehículos de uso policial y militar y aviones por valor de 1.400 millones de pesetas. Estos créditos fueron aprobados por Consejo de Ministros del 24 de enero de 1989 y cobrados en 1992.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_