Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Ójala tuviéramos más proyectos de fuera"

A pesar de los problemas que planean sobre la política industrial de la Junta de Castilla y León, su responsable, Fernando Becker, del Partido Popular, se muestra muy optimista respecto al futuro industrial de la comunidad.

Pregunta. ¿Cuáles son las líneas básicas de la política industrial?

Respuesta. Está pactada mediante un acuerdo a cuatro años. Esto, hace que sea más eficaz y coloque a la estructura productiva en un plano más competitivo.

P. ¿Qué resultados se han obtenido?

R. Muy positivos. Nuestra región es una de las comunidades con mayor número de proyectos industriales en inversión. Desde 1991 hemos tramitado 3.67 expedientes en incentivos regionales y 388 en incentivos territoriales. En cuanto a inversiones extranjeras, han crecido en más de un 400%.

P. En comparación con otras regiones, ¿cómo está situada Castilla y León?

R. Entre 1991 y 1993 esta región es, junto a Baleares, la que más ha crecido, con un incremento medio del 1,7% anual, mientras que España ha vivido la peor depresión de los últimos años.

P. ¿Por qué concedieron un anticipo de tesorería a Hispanotextil de Béjar sin haberlo solicitado la propia empresa, como figura en 1a documentación entregada en las Cortes autonómicas, e incumpliendo, presuntamente la Ley de Hacienda de la región?

R. No se incumple la ley porque estaba previsto que en ese caso, por la necesidad de acometer con urgencia la reflotación de la compañía, en el proyecto de ley se aprobaba la subvención y el anticipo de tesorería para aplicar el plan.

P. ¿Cómo es posible que un consejero del PP siga asumiendo las pérdidas de una empresa como Crystaloid sin fijar ningún objetivo específico a la gerencia?

R. Nosotros no somos empresarios. Los que llevan la empresa son los directivos de Crystaloid. La consejería no tiene que dirigir la compañía. o que ha hecho la Junta es apostar por una industria que pertenece a un sector de fuerte demanda y que, por razones obvias, es fácilmente privatizable. No se puede cerrar una empresa cuando sistemáticamente es utilizada e instrumentalizada por la oposición.

P. ¿Qué pasa con el proyecto Valle del Cerrato, en Palencia?

R. Desde Economía hemos visto que por la situación de crisis que se ha padecido no ha tenido la repercusión que se esperaba desde el punto de vista de la demanda de todo proyecto urbanístico. Economía no ha pagado ni una peseta. Lo que hemos hecho es apoyar este proyecto porque el riesgo es nulo y los beneficios pueden ser muy positivos.

P. ¿Por qué pone énfasis su departamento en captar inveriones externas y apoya tanpoco a los sectores productivos de la región, como se pone de manifiesto en el informe de la empresa Soteca, que señala que los pequeños y medianos empresarios de la comunidad, están poco respaldados por las Administraciones central y autonómica?

R. No comparto su opinión. Hay un importante grupo de empresas de la región que ha realizado proyectos con inversiones superiores a los 1.000 millones. Ojalá tuviéramos más proyectos de fuera, pero para eso hace falta generar confianza y, lo que es más importante, que las inversiones extranjeras no tengan la sensibilidad de que por el hecho de venir a Castilla y León van a ser objeto de campañas de desprestigio, comisiones de investigación y de un clima hostil.

P. ¿Cuál es la rentabilidad económica de los 2.000 millones que este año utilizan en subvenciones de explotación a empresas públicas?

R. El sector público empresarial de Castilla y León es prácticamente inexistente en comparación con el que hay en otras comunidades gobernadas por, los socialistas. En Andalucía hay más de 100 empresas publicas, y no con fines sociales como las de aquí.

P. A la vista de los problemas industriales, ¿le han pedido el cese?

R. No me han pedido el cese. Lo que he recibido han sido constantes muestras de apoyo incondicional, porque la política que se sigue en la consejería es la política de la Junta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de noviembre de 1994