EI Senado exige al Gobierno reformar el reglamento para impedir el afeitado de toros

El pleno del Senado aprobó ayer,con 200 votos a favor y ninguno en contra, una moción del Grupo Socialista, defendida por su autor, el senador Juan Antonio Arévalo, que obliga al Gobierno a cambiar o eliminar varios artículos fundamentales del actual reglamento taurino, en vigor desde 1992. Otros 15 senadores presentes en la Cámara (de Coalición Canaria, Convergència y algunos del Grupo Mixto) se abstuvieron.Esta moción insta al Gobierno a que antes del inicio de la próxima temporada, y con conocimiento de la Comisión Consultiva Nacional de Asuntos Taurinos, suprima los artículos 49, que permite arreglar pitones de los toros en el campo, y 59, que autoriza la lidia de toros sospechosos de afeitado si se responsabiliza el ganadero (ver EL PAÍS del martes día 15). También pide que, a fin de evitar la manipulación fraudulenta de las astas, "bochornosa en las tres últimas temporadas", según Arévalo, se garantice el procedimiento de análisis de las astas y se vincule la decisión del presidente del festejo a los informes de los veterinarios. Estas dos cuestiones suponen cambiar varios artículos más del reglamento, que se aprobó bajo la responsabilidad y con el apoyo de José Luis Corcuera, ministro del Interior en 1992.

Tras la defensa de la moción por parte de Arévalo, intervino el senador del Grupo Popular por Navarra, Santiago Cervera, que también la apoyó, pero indicando que su grupo y su partido llevan dos años hablando de la necesidad de este cambio. Arévalo respondió a esta cuestión en rueda de prensa posterior, diciendo que la moción está pendiente desde el pasado mes de abril y se fue retrasando por razones de urgencia parlamentaria, "por lo que decidimos esperar a que finalizase la actual temporada, en la que el afeitado y el engaño a la afición ha sido todavía mayor que en 1992 y l993".

El senador añadió que el único interés que le ha movido, en su condición de aficionado, para dar este paso es el del público: "Esta moción defiende los derechos del espectador y no va contra nadie". Agregó que el Gobierno está obligado ahora a realizar estos cambios a través de un decreto-ley y antes de marzo de 1995.

En la tribuna de público se encontraban durante el debate el presidente del Consejo Oficial de Veterinarios, Antonio Borregón; su colega Manuel Sanz, ex titular de la plaza de Las Ventas; así como el director del centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, Pedro Mora, y el ganadero Antonio Gavira, quien afirmó que esta moción "a los ganaderos nos deja más indefensos de lo que ya estábamos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de noviembre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50