Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU mantiene el embargo petrolero contra Irak

El Consejo de Seguridad de la ONU decidió ayer mantener las sanciones que impiden a Irak exportar su petróleo. Antes de la reunión, la embajadora norteamericana, Madeleine Albright, recibió de manos del viceprimer ministro iraquí, Tarek Aziz, la comunicación oficial del reconocimiento de la soberanía de Kuwait, la decisión con la que el régimen de Sadam Husein espera influir para que el Consejo de Seguridad anule las sanciones en un futuro próximo.

La embajadora Albright, presidenta de turno del Consejo, señaló que en la reunión que cada dos meses se celebra para revisar las sanciones ningún país encontró motivo para levantarlas: "Nos reunimos, repasamos el régimen de sanciones y decidimos mantenerlo sin cambios". El encuentro previo entre los dos fervientes adversarios duró escasamente dos minutos, y era el primero que mantenían.Aunque los iraquíes han adoptado una posición más realista en los últimos tiempos, el viceprimer ministro Tarek Aziz señaló que la documentación entregada en nombre del Parlamento y del Consejo del Comando Revolucionario de Irak debería hacer que la ONU cumpliera su compromiso y anulara las sanciones que desde hace cuatro años impiden las exportaciones de petróleo y las importaciones de diversos productos: "El Consejo de Seguridad ha impuesto las sanciones a Irak por ciertas razones, y esas razones ya no existen. Tiene que anular las sanciones por razones legales, y si no lo ha hecho, se debe a la posición política de un pequeño número de países", dijo, en referencia EE UU y Reino Unido.

Madeleine Albright celebró la entrega de los documentos oficiales en los que se pone fin a la histórica reivindicación de Kuwait como la decimonovena provincia iraquí. El Consejo expresará formalmente la satisfacción de la ONU, pero también recordará que Irak debe cumplir con el resto de las resoluciones. La 687, en concreto, hace depender el embargo de petróleo de la culminación, del proceso de desmantelamiento de las armas de destrucción masiva.

Los palacios de Sadam

El Gobierno iraquí no tiene derecho a decir que su pueblo pasa hambre a causa de las sanciones de la ONU, según la embajadora norteamericana Madeleine Albright, que ayer enseñó a sus colegas del Consejo de Seguridad fotos de satélite que supuestamente mostraban los nuevos palacios de Sadam Hussein. "El nivel de vida de la mayoría de los iraquíes ha descen dido, pero no el de Sadam Hussein y su familia, que ha gasta do un mínimo de 500 millones de dólares en docenas de residencias por todo el país". El embajador británico señaló que lo que se veía en las fotos era "más parecido a Versalles que a casas de campo". Madeleine Albright aseguró que Sadam Hussein y los suyos disfrutan sin problemas de "cigarrillos, licores, helados y otros lujosos artículos de importación, y el régimen, hipócritamente, no deja de solicitar excepciones al Comité de Sanciones de la ONU para importar abrigos de piel, camas de bronce, mármoles, televisiones, vídeos y cámaras". Tarek Aziz, preguntado posteriormente por estas denuncias, dijo: "Es pura basura".En Madrid, una delegación de la Plataforma por el Levantamiento de las Sanciones a Irak, en la que figuraba la diputada de Izquierda Unida Ángeles Maestro y el dirigente de CC OO Marcelino Camacho, participó ayer junto con una docena de niños iraquíes en un acto de protesta en la oficina de la ONU en Madrid. La consigna era: "Un niño iraquí es un niño".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de noviembre de 1994

Más información

  • Tarek Aziz comunica al Consejo de Seguridad que Bagdad reconoce la soberanía de Kuwait