_
_
_
_
SANIDAD

El sistema del Insalud permite cobrar hasta un 200% más del precio de las prótesis

Milagros Pérez Oliva

El sistema de cobros establecido por la Seguridad Social para las prótesis permite que algunas ortopedias facturen los productos a un precio que llega a doblar en algunos casos el real. Por ejemplo: la Seguridad Social pagó 14.425 pesetas por "una manga con guante para una paciente operada de masectomía [amputación de mama]", según consta en la factura cursada oficialmente, cuando la manga entregada tiene un precio de venta al público de 6.200 pesetas. El sistema de precios máximos permite una extendida picaresca para cobrar de más.El Servicio Catalán de la Salud firmó la correspondiente hoja de pago, en la que figura el numero de referencia del producto y el sello de Ortopedia Teixidor. Es decir que, de acuerdo con la factura, autorizó el pago de 14.425 pesetas por un producto que costaba 6.200. Se trata de una manga compresora para una paciente a quien se le ha extirpado una mama y varios ganglios linfáticos, lo que le produce una hinchazón muy dolorosa del brazo que se mitiga con una prótesis de compresión.

La factura forma parte de la documentación que la diputada Imina Mayol, de Iniciativa per Catalunya, ha presentado al Parlamento catalán para que los responsables de Sanidad expliquen cómo puede producirse este desfase entre el precio real y el facturado.

Diversos ortopédicos han indicado que es una práctica frecuente facturar una prótesis por el precio máximo del catálogo de prestaciones ortopédicas, aunque el producto entregado tenga un precio de venta al público inferior. En algunos casos lo han justificado aduciendo: "Así compensamos la congelación de precios que sufrimos desde, 1991 y el escaso margen que hay en otros productos, por ejemplo, algunas sillas de ruedas".

Ética personal

Miguel González, consejero de Ortopedia Teixidor, ha negado que la factura en cuestión suponga ningún fraude, argumentando que, aunque se facturó "una sola manga" por el precio máximo autorizado, se entregaron dos "para compensar la diferencia". Reconoció sin embargo que el hecho de entregar una o dos mangas queda al albur de la ética personal de cada ortopédico, y que sería legalmente posible entregar una sola manga de 6.200 pesetas y facturar 14.425". Aun considerando que se entregaron dos mangas Sigvaris, el precio facturado excedía igualmente en más de 2.000 pesetas del real.Según el director de Asistencia Sanitaria del Servicio Catalán de la Salud, Eduard Rius, la Seguridad Social tiene un catálogo de precios máximos y cuando el producto no alcanza ese precio, se debe facturar el importe real. En cualquier caso, el producto facturado no se correspondía con el entregado, ya que, según Oriol Cohí, presidente del gremio de Ortésicos y Ortopédicos de Barcelona y miembro de la comisión de control creada por la Generalitat, "el precio fijado en el catálogo corresponde a una prótesis hecha a medida y, por tanto, no cabe facturar, por ese importe, una prefabricada".

El mismo procedimiento rige para otros productos más utilizados y de mayor precio. Aunque cada comunidad autónoma tiene establecido su propio sistema de cobro, el procedimiento es muy similar. De hecho, la decisión sobre el tipo de prótesis a entregar queda en manos del ortopédico, ya que en la receta del médico sólo puede figurar el genérico, y no la marca. "Dependerá de su ética personal que el producto entregado se acerque más o menos al precio máximo autorizado", indica Josefa Segarra, presidenta de la Federación Española de Técnicos Ortopédicos.

La comisión de control de la Generalitat ha recibido numerosas denuncias de irregularidades.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_