Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pesquero marroquí apresado en aguas españolas

Un pesquero con base en Tánger (Marruecos) de nombre Khalia, con ocho tripulantes a bordo, se gún han confirmado fuentes de la Guardia Civil, fue apresado en Ja madrugada de ayer por una patrullera de la Armada española cuando se encontraba en aguas cercanas a la playa de Los Lances en Tarifa (Cádiz).El motivo del apresamiento, según fuentes de la Comandancia Militar de Marina de Algeciras (CádIz) ha sido el estar faenando en aguas españolas con las redes de deriva, redes prohibidas por el Gobierno español y que tanta polémica han levantado durante el pasado mes de agosto.

El pesquero se encuentra amarrado en el puerto algecireño hacia donde fue trasladado tras el apresamiento. Mientras las redes continúan a bordo, los tripulantes se encuentran puestos a disposición de la 234 Comandancia de la Guardia Civil y podrían pasar a disposición judicial en las próximas horas.

Esta es la primera vez que un pesquero marroquí es apresado por las autoridades españolas, según ha apuntado Rafael Montoya, presidente de la Interfederativa Andaluza de Cofradías de Pescadores y patrón mayor de la de Algeciras. "Me parece una desgracia porque son personas que sólo intentan ganarse el pan con el sudor de su frente por lo que sólo me queda solidarizarme con ellos", ha señalado Montoya.

No obstante, el patrón mayor algecireño ha reconocido que la ley debe cumplirse por todos, al igual que se les exige a los pesca dores españoles en relación a este tipo de arte. Rafael Montoya asegura que el ambiente se en cuentra muy caldeado en el puerto de Algeciras, de cara a la reunión que se va a celebrar esta mañana entre armadores de Algeciras y Barbate (Cádiz) y pescadores del puerto gallego de La Guardia, en la que se va a analizar el problema de la próxima prohibición de las redes de monofilamento por parte de las autoridades marroquíes que podría derivar en una drástica me dida de protesta por parte del sector.

Revisar el convenio

La prohibición de usar este tipo de redes entrará en vigor el próximo 1 de octubre y afectará a 80 barcos, de los que 50 tienen su base en España -La Guardia, Barbate y Algeciras- y el resto en Portugal. Estas redes se consideran muy dañinas y de consecuencias nefastas para los caladeros ya que arrastran todo lo que se encuentran en el fondo.Para José Manuel Gómez, vicepatrón mayor de la Cofradía de Pescadores de La Guardia, "Marruecos va a por la flota y los pescadores pretendemos conseguir de la Administración española que presione a la UE en la revisión del convenio de pesca con Marruecos, que debe iniciarse a mediados de octubre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de septiembre de 1994