El pueblo de Pastrana se alza para que las monjas de un convento no se lleven el patrimonio artístico

No existe catálogo de las obras en litigio, algunas donadas por la princesa de Éboli

Pastrana (Guadalajara) - 20 ago 1994 - 22:00 UTC

"Clero nos quitáis la tradición". La pancarta sobrevuela una callejuela que desemboca en el convento de las monjas franciscanas concepcionistas de Pastrana (Guadalajara). Desde el viernes, los vecinos montan guardia, vigilados por la Guardia Civil, para evitar que las religiosas vacíen el templo de todos sus tesoros artísticos. En el interior del caserón, las ocho monjas de clausura -todas mayores de 60 años- están "sorprendidas por el revuelo". Según el alcalde que tilda el caso de "expolio", la mayoría del tesoro podría haber salido ya de Pastrana.

"Estaban cargando sigilosamente en un furgón cuadros, imágenes y otros tesoros artísticos. Me dijeron que se los llevaban para repararlos, y no sospeché nada", dice Magdalena Pacheco, 70 años, que vive cerca. Horas más tarde el pueblo se movilizaba "contra el expolio de su historia"Los vecinos montaron ante el templo una vigilancia ininterrumpida, que continuaba ayer noche para evitar que las religiosas se llevasen el patrimonio artístico. Pese a que no existe un catálogo de las obras, se sabe que hay imágenes de Jesús Nazareno, el Santo Sepulcro, una virgen románica, un cuadro de fray Juan Bautista Maino (siglo XVII), cálices, cruces y casullas de Don Pedro- González de Mendoza (siglo XVI).

El alcalde, Juan Pablo Sánchez, 37 años, del PP, muestra estupor. "Estos tesoros forman parte de la cultura viva de Pastrana. Son donaciones de la princesa de Éboli, duquesa de Pastrana, de su hijo Don Pedro González de Mendoza y de numerosos e ilustres pastraneros. No se los pueden llevar", afirma rotundo. Pero el. alcalde sospecha que muchas obras pueden haber salido ya. Una furgoneta de SEUR cargó el viernes por la mañana al menos 15 cuadros con rumbo a Membrilla (Ciudad Real).

Según el alcalde, las religiosas quieren irse a Membrilla porque dicen que el edificio está en malas condiciones. "Sin embargo, nos hemos comprometido a repararlo y han hecho caso omiso", dice el alcalde. Pero en Pastrana nadie parece. conocer los motivos reales por los que desean. irse. En el convento, la superiora, madre Asunción, no quiere hacer declaraciones. Y en la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, el obispo José Sánchez González está "ausente, cubriendo sus labores pastorales".

Sánchez González, que acudió el viernes por la noche a Pastrana para. intentar calmar los ánimos, fue abucheado por los paisanos y, según el alcalde, se lavé las manos. "¿Me está usted llamando Pilatos?", le contestó el obispo, que ofreció dejar en el pueblo las imágenes más queridas.

En Pastrana se ha formado una coordinadora para defender el patrimonio, que ya cuenta con más de. 1.000 firmas. Para unos se roba su cultura, para otros su fe. El ayuntamiento ha presentado denuncia por lo que considera "un expolio y una usurpación del legado y de las raíces históricas y culturales de un pueblo

El alcalde se queja de que las monjas "han intentado irse con el más absoluto secretismo". Algo parecido pasó en 1573 cuando SantaTeresa ordenó a sus religiosas abandonar el convento al haberse enclaustrado en. él la princesa de Éboli a la muerte de su marido. Una noche, las carmelitas salieron rumbo a Segovia,. dejándolo vacío. El viernes, los pastraneros evitaron que 421 años más, tarde fueran las franciscanas, llegadas en 1574, las que repitieran la historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de agosto de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50