Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa compra 14 veces más productos audiovisuales a EE UU de los que le vende

Si la dependencia de Europa respecto de Estados Unidos se midiera en términos de industria audiovisual habría que decir que Europa recibe 14 veces más productos audiovisuales -televisión, vídeo y cine- de factura estadounidense que los programas europeos vendidos en aquel país. Esta diferencia es preocupante, según el comisario europeo de lo Audiovisual, Joao de Deus Pinheiro, "pero no nos debe conducir a entablar una cruzada proteccionista contra los americanos".Pinheiro hizo estas consideraciones durante una videoconferencia celebrada ayer simultáneamente entre distintas ciudades de Europa, Madrid entre ellas, en vísperas de la Conferencia Audiovisual Europea que se inaugura mañana en Bruselas.

El intercambio de productos audiovisuales entre Europa y los Estados Unidos resulta absolutamente desfavorable para el Viejo Continente. En 1993, la cifra total de comercio de productos audiovisuales entre Estados Unidos y Europa alcanzó los A.000 millones de dólares unos 540.000 millones de pesetas, según señaló Pinheiro en respuesta a una pregunta de EL PAÍS.

Pero "el problema es que importamos de Estados Unidos productos por un valor de 3.700 millones de dólares, mientras que Estados Unidos compra a Europa por un valor de unos 300 millones de dólares (unos 40.000 millones de pesetas)", añadió el comisario, en respuesta a la misma cuestión.

Medidas urgentes

Para el comisario europeo responsable del sector audiovisual, es urgente encontrar medidas para apoyar la industria audiovisual del Viejo Continente "pero no le vamos a hacer la guerra a nadie: en Europa hay muchos espacios libres, incluso para los americanos", añadió.

Encontrar una vía que sea más eficaz para promover la propia industria audiovisual "sin que por ello se acabe siendo proteccionista" es precisamente el objetivo de la discusión que comienza mañana en Bruselas entre más de 300 empresarios, políticos y especialistas del sector audiovisual.

Las conclusiones de este debate, aún marcadas por la incertidumbre respecto a la presidencia de la Comisión, serán decisivas para la configuración definitiva del Libro Verde sobre la Industria Audiovisual, cuyo borrador fue aprobado ya por la Comisión, y que ahora es sometido a consulta de todas las partes involucradas por medio de la cumbre convocada en Bruselas, antes de su aprobación definitiva.

Los expertos explican el incremento del déficit audiovisual por la creación de muchas nuevas cadenas en Europa y por el aumento de ventas de aparatos de vídeo. Unas y otros han acudido a las producciones americanas para cargarse de contenidos.

El comisario afirmó que la creación de nuevos canales no ha traído un aumento de la calidad, pero no es misión de la Comisión Europea definir la calidad: sólo conseguir que no se emita pornografía ni violencia en horas en que pueda existir una audiencia infantil y juvenil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 1994