Nuevas evidencias sobre la causa de la muerte súbita en los bebes

Investigadores de la Washington University en San Luis aseguran haber encontrado una importante evidencia de que los bebés que fallecen a causa del síndrome de muerte súbita se ahogan mientras duermen acostados sobre sus estómagos y en colchones blandos, según hizo público el pasado viernes el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos.Durante los últimos años, la posición al dormir y el tipo cama han sido considerados elementos clave para explicar este síndrome por el que algunos bebés fallecen de repente durante sus primeros meses de vida, pero la razón por la que se producía era desconocida. El nuevo estudio sugiere que las víctimas probablemente muertas tras respirar niveles mortales de dióxido de carbono.

Mediante un experimento realizado con conejos, los doctores Bradley Thach y James Kemp encontraron que algunos animales. sedados y puestos a dormir boca abajo en una superficie blanda murieron por falta de oxígeno. Los pequeños conejos respiraban su propio aire expirado, con altas concentraciones de dióxido de carbono.

Desde 1992 los pediatras vienen recomendando colocar a los bebés para dormir de lado o boca arriba y además sobre superficies duras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 1994.

Lo más visto en...

Top 50