Galletas y batidos

El informe elaborado por los asesores de la Oficina del Defensor del Pueblo tras su visita, el pasado día 2, a la comisaría de Tetuán, recoge el hecho de que los estudiantes "llevaban casi veinticuatro horas sin ingerir alimentos sólidos". Según esta fuente, el comisario explicó que "el elevado número de detenidos trasladados a esa comisaría, y el hecho de que los alimentos estuviesen caducados", habían impedido facilitarles alimentación sólida a los jóvenes detenidos."Galletas y batidos fue todo lo que comimos durante 30 horas", recuerdan Jesús Pérez Plasencia, Fernando Martín Alonso y Luis Fernández García, tres de los estudiantes detenidos que ahora se encuentran en libertad condicional.

Más información

Los asesores de la Oficina del Defensor del Pueblo señalan que los estudiantes les manifestaron haber recibido "un trato correcto" en la comisaría. Aspecto que contrasta con la versión que estos mismos jóvenes ofrecían el pasado viernes: "Es cierto que nos golpearon brutalmente, pero esto ocurrió, sobre todo, dentro de los furgones, mientras nos trasladaban a la comisaría", insisten los estudiantes.

Los jóvenes aseguran que emprenderán acciones conjuntas para exigir una explicación de lo sucedido: "¿Por qué libertad condicional?, Entramos en la comisaría sin antecedentes y así queremos que conste a la salida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de diciembre de 1993.

Lo más visto en...

Top 50