LOS JÓVENES ESPAÑOLES DE LOS 90

Insolidarios

La mayoría de los jóvenes manifiesta mayor oposición a los determinadas conductas sociales que a los grupos minoritarios. Así, drogadictos, alcohólicos, enfermos de sida, prostitutas y personas con antecedentes penales reciben un rechazo mayor como potenciales vecinos que los gitanos, mendigos, homosexuales y negros.No obstante, se afirma en el estudio, está creciendo el número de jóvenes con actitudes racistas, sobre todo contra gitanos y negros. Asimismo, son muchos los jóvenes que marginan a los enfermos de sida. "Si se tiene en cuenta que la valoración de la salud está entre los bienes más apreciados por la actual generación se comprende cuál es el fundamento de esa cruel manifestación de insolidaridad", se dice en el informe.Las drogas es con diferencia el problema contra el que manifiestan una mayor intolerancia. Así, el 61% de los entrevistados está a favor de la penalización del consumo de drogas y el 74% considera que nunca se debe permitir el consumo de estupefacientes.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de noviembre de 1993.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50