Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo anticastrista Alpha 66 amenaza a los turistas que visitan Cuba

La organización paramilitar anticastrista Alpha 66, que opera abiertamente con base en Miami desde hace más de tres décadas, ha manifestado que sus "células clandestinas" en Cuba están dispuestas a tomar como rehenes a cuanto extranjero se encuentre en la isla a partir del próximo día 27 de noviembre. Alpha 66 presenta esta operación como un recrudecimiento de la campaña de boicoteo contra el turismo, principal fuente de dinero del régimen cubano, iniciada hace cinco meses.

Precisamente ayer, el presidente cubano Fidel Castro hizo un llamamiento para un rápido desarrollo del sector turístico en la isla por considerar que está destinado a desempeñar un papel decisivo para sacar al país de la aguda crisis económica que sufre.Andrés Nazario Sargen, jefe de Alpha 66 en Miami, admitió durante el fin de semana a EL PAÍS que la práctica del secuestro que miembros de su grupo en Cuba amenazan con utilizar constituye "una acción terrorista", pero negó de forma vehemente que su organización pueda ser acusada como tal.

Aunque la Administración de Bill Clinton no ha hecho nada para impedir que Alpha 66 y un grupo paramilitar cubano llamado Comandos L continúen sus campañas contra Castro, altos funcionarios del Departamento de Estado y del FBI han advertido recientemente que no permitirán a ninguna organización del exilio cubano en Florida quebrantar la llamada Ley de Neutralidad y lanzar desde Estados Unidos acciones desestabilizadoras contra terceros países.

Según Nazario Sargen, Alpha 66 no puede ser acusada en Miami por lo que ocurra en Cuba.

Nazario Sargen es uno de los 66 fundadores de Alpha 66, organización que comenzó sus actividades contra la revolución cubana en 1961, dos años después que Fidel Castro tomara el poder en Cuba derrocando al dictador Fulgencio Batista. En la actualidad dice contar con 5.900 miembros en Estados Unidos y una red de "colaboradores" que ronda los 45.000. A pesar que se dedican abiertamente a actividades paramilitares, su dirección y números telefónicos aparecen en las guías telefónicas de Miami.

Sus prácticas de adiestramiento militar forman parte desde hace años del folclor de la comunidad cubana de Florida, que no abandona sus esperanzas de ver la caída de Castro. Sin embargo, los mismos cubanos de Miami rara vez toman en serio a Alpha 66 por su insistencia en la vía armada como la única forma de acabar con la revolución socialista en Cuba, cuando no disponen ni de la fuerza ni de la organización suficiente para realizar operaciones militares de envergadura.

Nazario Sargen asegura que su grupo cuenta desde hace más de 20 años con "células clandestinas" dentro de Cuba, que ahora "proyectan la lucha irregular dentro de Cuba" mediante ataques a centros turísticos, empresas gubernamentales y las plantaciones azucareras. Una de esas presuntas células, mandada por el comandante Homero, es la que se atribuye la más reciente amenaza contra los turistas extranjeros, hecha pública el viernes en la sede de Alpha 66 en Miami.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de noviembre de 1993