Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto del próximo año baja un 1,3% respecto a la liquidación de 1993

El Gobierno ha diseñado "un esfuerzo de reducción selectiva del gasto", según la expresión utilizada en los Presupuestos Generales para 1994 presentados ayer. El aumento del gasto total será del 9,5% respecto al Presupuesto inicial de 1993, pero será prácticamente igual a lo que realmente se ha gastado en 1993. Más aún. El gasto del Estado en sentido estricto -16,5 billones- supone una caída del 1,3% respecto al avance de liquidación de este año.

La parte del león de este férreo intento de atajar el gasto recae sobre los parados. El Gobierno espera que, a pesar del previsible aumento del número de parados hasta final de año y en 1994, el dinero destinado a desempleo se mantenga "en un nivel similar o inferior al gasto real de 1993".La partida destinada a desempleo, fomento del empleo y prestaciones sociales supone 3,8 billones de pesetas, y es, con un 13,4% del Presupuesto, la tercera más importante, tras la dedicada a pensiones (6,4 billones) y a la Deuda pública (4,5 billones).

El aumento del 10,6% del dinero dedicado al desempleo respecto al Presupuesto inicial de 1993 queda en nada si se tiene en cuenta el déficit sufrido este año. El Gobierno reconoce que los mayores gastos en los que ha incurrido en 1993 -386.000 millones-, unidos a la caída de las cotizaciones ha ocasionado un déficit de 407.000 millones de pesetas. Ésa es, precisamente, el aumento del Presupuesto de 1994 respecto a este año.

El Gobierno estima en 823.000 el número de personas con derecho a prestaciones por desempleo de carácter contributivo y en casi 1.103.000 los beneficiarios del nivel asistencial. En total se destinan 1,9 billones de pesetas a protección al desempleo, casi un 52% del total dedicado a esta política de gasto.

Más gastos financieros

Como contraste, los gastos financieros -intereses, primas y gastos derivados de la deuda contraída- aumentan espectacularmente. En 1994, suponen 17 de cada 100 pesetas del presupuesto del Estado, con un aumento del 22% respecto a este año.

La rebaja de tipos de interés experimentada a lo largo de este año aún no es perceptible en el Presupuesto, ya que éste recoge básicamente el pago de intereses de títulos de deuda emitidos en el pasado. El monto total de esta partida es de 2,8 billones de pesetas.

En general, de las grandes partidas del gasto, las que mayores incrementos experimentan son Agricultura (22,4%), subvenciones al Transporte (18,7%) e Infraestructuras (11,3%), aunque estas subidas en volumen, no representen una carga excesiva en el Presupuesto. Entre las tres suponen un 7,1% del Presupuesto consolidado del Estado, Organismos Autónomos, Seguridad Social y Entes Públicos, que suma 28,6 billones de pesetas.

El gran aumento del gasto en agricultura se debe en su mayor parte a la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) aprobada por la CE en 1992.

Por otra parte, hay tres apartados -Seguridad Ciudadana, Educación e Investigación e Industria- que ven como sus dotaciones aumentan por debajo de la previsión del objetivo de inflación para 1994, que es del 3,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1993

Más información

  • El coste de la deuda crece el 22%