Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mario Bauzá, el creador del jazz afrocubano, muere a los 82 años

Mario Bauzá, considerado el creador del jazz afrocubano, falleció el pasado domingo a los 82 años de edad en su domicilio de Nueva York, a consecuencia de un cáncer intestinal. Bauzá fue uno de los máximos responsables de la introducción de la música latina en Estados Unidos,

Bauzá nació en La Habana (Cuba) el 28 de abril de 1911. Comenzó su carrera musical en la Orquesta Filarmónica de La Habana como saxofonista, trompetista y clarinetista, hasta que en los últimos años de la década de los 20 se trasladó a Estados Unidos.

En 1931, se unió a las orquestas de Chick Webb, Don Redman Fletcher Henderson y Cab Calloway. Con la primera, Mario Bauzá ayudó decisivamente al descubrimiento de Ella Fitzgerald. Con la última, en 1939, lanzó a Dizzy Gillespie. Bauzá formó su primera orquesta en 1940, que animó durante muchos años los bailes del Palladium, el templo neoyorquino de la música latina. Allí dió a conocer al público norteamericano ritmos como el cha-cha-cha, la rumba y el mambo.

Junto al cantante y percusionista Machito, creó las bases del jazz afrocubano, y su reunión en 1949 con el arreglista cubano Chico O'Farril, fue decisiva por los grandes conocimientos de orquestación de éste, ya contrastados con Benny Goodrnan y Stan Kenton. Era la época de Tanga, el gran éxito de Bauzá y un himno del jazz latino, que continuó hasta 1976, cuando al frente de la Orquesta de Jazz Afro-Cubano, contrató a la cantante Graciela. En 1984, Mario Bauzá se retiró durante siete años al morir su esposa Estella. En 1991, coincidiendo con su 80 aniversario y la publicación de su último disco, la ciudad de Nueva York le ofreció un homenaje en el teatro Symphony Space. Fue la última aparición de uno de los artistas históricos de la música latina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 1993