Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas abre un procedimiento, contra la siderurgia italiana por ayudas ilícitas

La Comisión Europea anunció ayer la apertura de un procedimiento contra la siderurgia pública italiana Ilva por ayudas incompatibles con la legislación comunitaria por valor de 4.000 millones de ecus (600.000 millones de pesetas). El comisario de la Competencia, Karel van Miert, dedicó algunas frases de su conferencia de prensa a ensalzar la actitud de la Administración española en la reconversión de la siderurgia integral, que ha venido siendo discutida hasta ahora junto a las peticiones italiana y alemana para la aprobación de ayudas públicas.

El comisario anunció también la suspensión del Consejo de Ministros de Industria del próximo 26 de julio, en el que debía debatirse la situación de toda la siderurgia europea, por falta de consenso mínimo entre los Doce en una cuestión que requiere la unanimidad para la toma de decisiones. La Comisión ha rechazado ya los planes alemán e italiano y ha pedido al Gobierno español que o bien reduzca aún más la capacidad en la Corporación Siderúrgica Integral -que resulta de la fusión de Altos Hornos de Vizcaya y de Ensidesa- para recibir las subvenciones que pide o que directamente se le recortarán las subvenciones."La Comisión está satisfecha de lo ajustado del procedimiento seguido por las autoridades españolas", aseguró Van Miert, quien añadió que "España sigue las reglas". "La Comisión no ha querido tratar la reconversión española como una cuestión de lo toma o lo deja", dijo como explicación a que la Comisión no haya impuesto una cifra límite en el recorte de capacidad o de subvenciones.

Van Miert explicó que desea negociar y discutir con España y aseguró que "las posiciones no están tan alejadas unas de otras como podría pensarse, aunque quedan algunas diferencias por cerrar".

Las declaraciones del comisario de la Competencia se producen 48 horas después de otras manifestaciones suyas que han despertado irritación en la Administración española. "Soy muy pesimista porque parece que habrá un Gobierno español con participación vasca y estamos hablando de cortar subvenciones a la región vasca", aseguró en Bonn el lunes.

Sin autorización

El anuncio de la apertura del procedimiento contra la siderurgia italiana Ilva estuvo acompañado ayer de reproches contra la Administración italiana, que ha ido prodigándose en interlocutores para desesperación de la Comisión, mientras la empresa iba recibiendo ayudas públicas sin autorización y sin proporcionar información a la Comisión como es preceptivo.

La Comisión ha dado quince días de plazo al Gobierno italiano para que presente sus observaciones sobre el caso. Van Miert aseguró que el procedimiento CECA (Comunidad Europea del Carbón y del Acero) prevé que el Consejo de Ministros decida la imposición de sanciones contra el país socio por mayoría de dos tercios.

La situación del grupo siderúrgico es "extremadamente delicada", según la Comisión. Sus pérdidas mensuales medias en lo que va de año se elevan a 84 millones de ecus (12.450 millones de pesetas).

El plan de reestructuración elaborado y el plan financiero previsto para la absorción de la deuda ofrecen "serias dudas" a la Comisión. Todo ello se ha producido, además, en el marco de la crisis política italiana, cambios de gobierno y de administraciones y clima de corrupción.

La reestructuración solicitada por la CE a la siderurgia italiana significa un recorte de unos tres millones de toneladas en la capacidad productiva, mientras que los cortes sugeridos a la alemana Ekostahl y la CSI española son equivalentes a unas 900.000 toneladas cada una.

Tanto el proyecto alemán como el español cuentan con la instalación de una miniacería compacta de alta tecnología. La instalación de dos nuevas plantas de tecnología punta y muy competitivas, que corren a cargo de los poderes públicos, ha recibido duras críticas de las empresas privadas de la siderurgia europea, pues coincide, además, con una crisis general por exceso de capacidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 1993

Más información

  • El comisario de la Competencia, satisfecho con la actitud española