Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La osteoporosis es el mal del futuro, según los especialistas

Madrid / Hong Kong

El envejecimiento de la población mundial ha situado en primera línea de trabajo el devastador efecto que está teniendo la osteoporosis. Esta patología degenerativa se anuncia como el mal del futuro, según las conclusiones del congreso internacional sobre osteoporosis clausurado el pasado viernes en Hong Kong. El encuentro reunió a 2.000 expertos de todo el mundo, 45 de ellos españoles. Este congreso se celebra cada tres años para actualizar los datos sobre la enfermedad.En este sentido, una de cada cuatro españolas sufre de osteoporosis. La enfermedad le está costando al Estado 16.000 millones de pesetas al año, y puede llevar a cobrarse la vida de una cuarta parte de los pacientes que la padece, según los datos hechos públicos en el curso Avances en el metabolismo óseo, celebrado recientemente en Granada, informa Jesús Arias.

La osteoporosis, que se caracteriza por la descalcificación de los huesos y la cada vez mayor fragilidad de éstos, produce en España alrededor de 33.000 fracturas de fémur, esencialmente en personas de mediana edad y mayores de 50 años. Según los especialistas, sólo en Estados Unidos 15 millones de personas sufren la enfermedad.

La pérdida de calcio y la ausencia de hormonas femeninas son los factores de riesgo que pueden propiciar su aparición La disminución del tejido óseo no sólo afecta al fémur, sino también a las caderas y la columna vertebral. Las fracturas aparecen de forma imprevista. "La osteoporosis es un problema muy grave de salud pública. La carga social mundial de esta enfermedad es cada vez mayor Sólo en España, las fracturas de cadera nos cuestan a los españoles unos 250 millones de dólares", afirmó en Hong Kong el presidente de la Asociación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Oseas (AHOEMO), Aurelio Rapado.

Las aportaciones más significativas del encuentro se refieren al campo del diagnóstico. La incidencia de las fracturas difiere enormemente según la raza y el estilo de vida. El grupo de riesgo más importante es el de las mujeres blancas con menopausia y con una historia familiar de osteoporosis. "La masa ósea aumenta en la infancia y adolescencia, para llegar a su máxima capacidad hacia los 40 años, cuando empieza a declinar. En mujeres adultas se produce una gran aceleración de pérdida de masa ósea con la llegada de la menopausia, que puede llegar a ser del 3% al 5% anual", según Jorge B. Cannata, presidente de la Sociedad Española de Investigaciones óseas y Metabolismo Mineral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de abril de 1993

Más información

  • Una de cada cuatro españolas sufre la enfermedad