Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad Europea quiere someter a control todos los buques que circulen por sus aguas

La Comisión Europea quiere que la CE someta a control comunitario todos los buques que circulen por sus aguas, con independencia de la bandera que enarbolen. La Comisión aprobó ayer una ayuda especial destinada a los afectados por la catástrofe del petrolero Braer en las islas Shetland y expresó su voluntad de aumentar las medidas de seguridad en este tipo de transporte.El efecto más importante de la reunión de ayer fue acelerar los trabajos del Consejo de Ministros en la discusión de una directiva sobre el transporte marítimo de sustancias peligrosas. El Consejo llegó al acuerdo político, que no aprobó todavía, sobre la exigencia de un sistema de información del transporte de mercancías peligrosas, para que las autoridades y las fuerzas de socorro puedan contar inmediatamente con los planos de las naves, la descripción de la carga, los itinerarios y las previsiones de carga y descarga, cuestiones sobre las que ha faltado la debida información en las últimas catástrofes, planteando así dificultades adicionales.

Esta directiva ha demostrado su insuficiencia antes incluso de su aprobación. La Comisión, y más en concreto el comisario de Transportes, Abel Matutes, quieren acelerar e intensificar la vigilancia sobre el conjunto del tráfico de mercancías por vía marítima en aguas de la CE. Desean revisar los sistemas de clasificación de los buques, garantizar la aplicación en la CE de las normas de la Organización Internacional de Transportes Marítimos y ejercer funciones de policía marítima sobre barcos de bandera no comunitaria que transporten mercancías peligrosas por aguas europeas. Abel Matutes señaló también que hay que controlar la calificación y preparación profesional de las tripulaciones y renovar y modernizar la flota mundial para prevenir este tipo de catástrofes.

La ayuda aprobada al Reino Unido es de 1.030.000 de ecus (144 millones de pesetas); 700.000 ecus para los afectados por las pérdidas en ganadería, pesca y cultivos marinos; 30.000 para crear un centro de rehabilitación de la fauna y 300.000 para limpieza de playas.

En el caso de la reciente catástrofe del petrolero Mar Egeo en La Coruña, la Comisión también estableció un sistema de ayudas de 640.000 ecus (unos 90 millones de pesetas), a razón de 250 ecus por cada mariscador o pescador afectado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 1993