El parque eólico más grande de Europa, inaugurado en Tarifa

La suave brisa de poniente apenas conseguía mover ayer, como una ironía en la zona mas ventosa de España, los modernos molinos de viento del parque eólico más grande de Europa, inaugurado por el ministro de Industria, Claudio Aranzadi. Según Aranzadi, a quien acompañaba el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, "el Plan Energético Nacional ha apostado por la energía eólica por ser la energía renovable más cercana al umbral de rentabilidad".

El parque, que cuenta con dos grupos de aerogeneradores independientes, de 10 y 20 megavatios, respectivamente, ha supuesto una inversión de 5.400 millones de pesetas (de los que 1.350 millones han sido subvencionados por el programa Valoren, de la CE, por el Ministerio de Industria y por la Junta de Andalucía) y es capaz de producir anualmente 72 millones de kilovatios, cantidad equivalente al consumo eléctrico de unas 25.000 familias.El parque eólico de Tarifa es el resultado de más de diez años de investigación sobre energía eólica llevados a cabo en la zona del Estrecho de Gibraltar, una comarca que por su régimen de vientos, fuertes y constantes, muy apreciados por los practicantes del wind-surfing- goza de unas condiciones privilegiadas para la transformación de energía eólica en energía eléctrica.

Potencias diversas

Las nuevas instalaciones cuentan con un total de 250 máquinas de 100, 150 y 180 kilovatios de potencia unitaria que han sido construidas por empresas del sector eléctrico como Abengoa, Sevillana de Electricidad, Endesa o Ecotecnia y organismos estatales como el Instituto para el Desarrollo y Diversificación de la Energía (IDAE) y el Instituto de Fomento Andaluz.España cuenta a partir de ayer oficialmente con una potencia eléctrica de origen eólico de 45 megavatios (el resto se obtiene en Galicia y en Canarias), cantidad equivalente a la producida por una central hidráulica de tipo medio, que la sitúa en cuarto lugar entre los países comunitarios que aprovechan esta fuente de energía renovable. La lista de países eólicos la encabeza Dinamarca, con 450 megavatios de potencia instalados; Holanda, que produce 100 megavatios, y Alemania, con 95 megavatios.

Esa potencia eléctrica suministrada por la central de Tarifa evita la emisión a la atmósfera de 73.000 toneladas anuales de anhídrido carbónico y 500 toneladas de anhídrido sulfuroso, en el caso de que sustituyera a una central convencional de carbón.

Para Chaves, la entrada en funcionamiento del parque de Tarifa debe "acabar con el complejo de inferioridad de la región, ya que convierte a Andalucía en la primera región de Europa en cantidad de energía eólica aprovechada, con un 70% de los componentes y servicios usados en su construcción fabricados por empresas andaluzas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de enero de 1993.

Lo más visto en...

Top 50