Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La poetisa cubana Dulce María Loynaz, de 89 años, gana el Premio Cervantes 1992

El jurado llegó a nueve votaciones y descartó a Cela, Vargas Llosa, Rosa Chacel y Delibes

La poetisa cubana Dulce María Loynaz, de 89 años, fue galardonada ayer con el Premio Cervantes 1992 de literatura en lengua castellana. El escritor Francisco Ayala, ganador de la' anterior edición, destacó los valores de la obra de esta escritora, que está considerada como una de las más representativas de la literatura latinoamericana en las primeras décadas de este siglo. El premio está dotado con 12 millones de pesetas y se concede por el conjunto de la obra.

MÁS INFORMACIÓN

Dulce María Loynaz fue presentada como candidata al premio sólo por el escritor cubano Pablo Armando Fernández, designado por el presidente de la Agencia Española de Cooperación Internacional. Pero las nueve votaciones que sostuvo el jurado a lo largo de ayer le llevó por mayoría a la conclusión de que la poetisa cubana debía ser la ganadora este año. Entre los 38 candidatos, figuraban Cela, Vargas Llosa, José Donoso, Mario Benedetti, Rosa Chacel y Miguel Delibes." La relevancia y la personalidad de esta mujer que, junto a otras latinoamericanas como Gabriela Mistral, Delmira Agostini y Alfonsina Storni, formaba parte de las voces más originales de la poesía latinoamericana no se limita a sus obras de los años :30 y 40, sino que tiene el valor añadido de seguir escribiendo", afirmó Francisco Ayala, premio Cervantes del año pasado. "Es una figura tan respetada que ni siquiera los avateres políticos la han tocado".

Dulce María Loynaz está considerada en Cuba como la escritora viva mas importante. Sus libros fueron editados hace anos por Aguilar, peto ahora están descatalogados. Al conocer el resultado del premio manifestó ayer a EL PAÍS en La Habana: "Me siento muy bien y contenta por el Premio Cervantes. No lo esperaba ni me había llegado ningún murmullo y ni siquiera sabía que. estaba propuesta para el Cervantes"."Prácticamente he nacido escribiendo", dijo Loynaz.. "Pero he escrito más prosa que poesía". Y dice que su mejor libro trata de España: "Considero que mi mejor libro es uno de viajes sobre las Islas Canarias, que se llama Un verano en Tenerife y que lo publiqué en Madrid en 1952. Allí retraté Tenerife, porque mi marido, Pablo Álvarez de Cañas, era de allí", Loynaz recuerda que ha estado cuatro veces en Canarias, la última vez en 1958. Ya no salió de Cuba.Nuevo libro

"Estoy escribiendo un libro sobre el barrio de El Vedado -donde ella vive en La Habana- Va a ser de relatos, tradiciones y costumbres porque no me gusta mucho la novela. Espero que con el Cervantes recuperaré el impulso de terminar este libro". Loynaz preside la Academia Cubana de la Lengua y sobre este trabajo dijo: "Es difícil navegar en un mar proceloso". De cómo le ha tratado la revolución cubana manifestó: "Ni bien ni mal. La revolución me ha respetado".

. Respecto a haber publicado pocos libros, dice: "Siete o ocho, no me he interesado mucho, publicar. Lo bueno es bueno aunque esté oculto y algún día saldrá a la luz". Añade:. "No podré ir a recoger el premio porque me estoy quedando ciega". -

El jurado estuvo compuesto por Francisco Ayala, Pablo Armando Fernández, Luis Jaime Cisneros (Academia Peruana de la Lengua), Rosa Montero (escritora), Eduardo Mendoza (escritor), Manuel Alvar (académico de la Lengua), Federico Ibáñez (director general del Libro) y Magdalena Vinent Gener (directora del Centro de las Letras Españolas). Los dos últimos actuaban con voz, pero sin voto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1992