Umberto Eco

ha sido absuelto de la acusación de plagio presentada hace tres años por el escritor greco-chipriota Costas Socratus, informó ayer el diario La Repubblica. El demandante sostenía que El nombre de la rosa copiaba la trama y los personajes de su propia novela O aforismenos (El excomulgado), publicada en Chipre en 1964 y de la cual vendió un millar de ejemplares.

Más información
El PP pide explicaciones sobre el cierre en 1992 del Museo de América

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS