Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El café no eleva el colesterol si se hace a la italiana

Si el café se elabora con las cafeteras italianas, provistas de un filtro metálico, esta bebida no incrementa los niveles de colesterol en sangre, en contra de lo que hasta ahora avalaban investigaciones americanas efectuadas en 1987 sobre 130.000 personas de ocho países. Según ha expuesto un grupo de investigadores de la Universidad de Roma en el XIV Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, la explicación reside en el tiempo de contacto del café con el agua, de sólo 100 segundos en el sistema italiano, también el más utilizado en España.A los investigadores de la Universidad de Roma no les cuadraba el hecho de que el 90% de los italianos beba café diariamente y, sin embargo, mantenga niveles aceptables de colesterol. Para verificarlo sometieron a 61 universitarios -32 hombres y 29 mujeres- a una dieta de tres a cinco tazas diarias de café entero durante cinco semanas y durante otras cinco a la misma dosis de descafeinado.

Durante toda la experiencia se hizo un cuidadoso seguimiento de las variaciones en los niveles de colesterol en sangre, para concluir finalmente que no se producía elevación ni existía ninguna evidencia estadística que demostrara diferencias entre el consumo de café regular o descafeinado.

Las investigaciones americanas encontraron mayor correlación entre colesterol y café en los países donde el sistema de preparación prolonga el tiempo de contacto entre el grano y el agua en ebullición, como es caso de las cafeteras con filtros de papel. Y es aquí donde los médicos italianos encuentran una posible explicación a la discrepancia con sus colegas. La cafetera italiana, mundialmente conocida como Moka, tarda de seis a ocho minutos en preparar la bebida, pero el tiempo de contacto entre el agua hirviendo y el café depositado en un filtro metálico no sobrepasa los 100 segundos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de septiembre de 1992