La Universidad de Alicante aprueba a 12 alumnos de COU con suspenso en Filosofía

La Universidad de Alicante ha dado la calificación de suficiente a 12 alumnos del Instituto de Bachillerato de San Vicente del Raspeig que habían suspendido la asignatura de Filosofila. Estos estudiantes y cinco más habían recurrido su nota de fín de curso alegando la "incompetencia" de José María Sánchez del Campo. Este profesor resaltó que ninguno de ellos realizó todos los exámenes del curso y que sus ejercicios no son buenos, pues "no responden a los criterios mínimos sobre la asignatura".Los estudiantes recurrieron a la comisión permanente de la Junta de Supervisión de la universidad, que tiene competencias para resolver la rectificación de calificaciones individuales de los alumnos de COU. A esta comisión escribieron 17 alumnos de COU A, B, C y D, que pidieron la revisión de su nota y especificaron que al profesor "no le importan las clases, por su actitud negativa hacia los alumnos, por amenazar diciendo que quien no aprobara en junio tampoco lo haría en septiembre y por exigirle a una estudiante una petición por escrito para la revisión de un examen", entre otras cosas.

El presidente de la comisión, Francisco Ruiz Beviá, vicerrector de Ordenación Académica, manifestó que se decidió por unanimidad el cambio de la nota basándose en una serie de informes sobre la actitud del citado profesor y la marcha de la asignatura. "Pedimos informes al seminario, a la dirección del centro, al profesor, a los tutores y al coordinador de Filosofía de la universidad, entre otros, además de otras noticias verbales sobre el descontento con la forma de impartir la asignatura del profesor". Además de las referencias citadas, algunas favorables a los alumnos, se cotejó el índice de suspensos en la segunda evaluación en Filosofía y en otras asignaturas. Así, mientras en Filosofía había suspendido más del 80% de. los estudiantes, en otras, como Química o Matemáticas, consideradas más duras, los no aprobados no superaban el 50%.

Ni una sola protesta

Doce de las 17 reclamaciones han sido positivas, las de aquellos estudiantes que sólo tenían suspensa la Filosofía. A los cinco restantes se les mantiene el suspenso. Por su parte, el profesor, José María Sánchez del Campo, ha puesto en entredicho la resolución & la universidad. "En todo el curso no ha habido una sola protesta. Sólo una madre vino a hablar conmigo. Y además, el informe dado por el seminario de Filosofía ratificó los suspensos que yo puse a los alumnos que han recurrido la nota", alegó.En su opinión, sus exámenes no son duros, sino sensatos", y achacó el alto número de suspendidos "al escaso trabajo continuado en el curso". El profesor, de 47 años, y que ejerce desde 1979, dice no sentirse desautorizado por la resolución, pero cuestiona "cuál es mi amparo administrativo, legal o ético sobre las afirmaciones que hacen los alumnos que han recurrido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de junio de 1992.

Lo más visto en...

Top 50