Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borís Yeltsin pide a Alexander Solzhenitsin que vuelva a Rusia

El presidente de Rusia, Borís Yeltsin, habló el lunes por teléfono, poco después de su llegada a Washington, con el escritor Alexandr Solzhenitsin, para pedirle que vuelva a Rusia y ayude a configurar el proceso de reformas, según el secretario de prensa del presidente ruso, Viacheslav Kostikov.Yeltsin trató de reparar décadas de injusticia contra el escritor que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1970 y tuvo que exiliarse en Estados Unidos desde 1974.

En el transcurso de una conversación telefónica de 30 minutos con el escritor que denunció el estalinismo y la vida en los campos de prisioneros políticos soviéticos, Yeltsin calificó a Solzhenitsin como un "gran hijo de Rusia". Destacó el "gran valor moral" del autor del Archipiélago Gulag, y afirmó que es un escritor que siempre ha dicho la verdad.

"Rusia está abierta" para Solzhenitsin, según hizo saber Yeltsin al escritor durante la conversación. El premio Nobel de Literatura mostró a Yeltsin su preocupación por los ciudadanos rusos que viven en las repúblicas que formaban la antigua URSS. Ambos, Yeltsin y Solzhenitsin, expresaron su inquietud por el futuro de Rusia.

Solzhenitsin se congratuló por el viaje de Yeltsin a Estados Unidos, para acudir a una cumbre con su homólogo norteamericano, George Bush, y expresó su apoyo a la reforma y a la iniciativa del presidente ruso sobre la privatización de la tierra en Rusia, según la versión del secretario de prensa de Yeltsin.

Solzhenitsin, de 73 años, sufrió ocho años de prisión en un gulag (campo de trabajo forzado soviético) y tres de exilio por escribir una carta contra Stalin en 1945.

En 1974, tras la publicación en el extranjero de parte de la novela Archipiélago Gulag, fue acusado de traición, expulsado de la URSS y privado de su ciudadanía. En la actualidad es ciudadano norteamericano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de junio de 1992