Quince trabajadores de una empresa de Madrid, contaminados por un escape radiactivo

Quince personas resultaron contaminadas con niveles de radiación muy altos el pasado jueves en un laboratorio de la empresa Medgenix España, SA, situada en el término municipal de Tres Cantos, a unos 20 kilómetros de Madrid, al estallar una ampolla con 11 mililitros de molibdeno 99, un elemento radiactivo utilizado para fabricar elementos médicos. El accidente fue detectado y denunciado por una empresa que comparte el edificio con Medgenix,. que no comunicó los hechos al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Los afectados -todos ellos se encontraban dentro del laboratorio al producirse el accidente- han sido sometidos a procesos de descontaminación y han regresado a sus domicilios.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha precintado el laboratorio y 'Sellado el sistema de aire acondicionado para evitar fugas al exterior. Protección Civil ha prohibido el acceso al edificio y las instalaciones permanecerán cerradas durante una semana como mínimo para proceder luego a su descontaminación.En los 15 afectados, sometidos a control radiológico en el Centro de Investigaciones Energéticas y Medioambientales (Ciemat), se han detectado niveles de contaminación externa (en la piel) e interna, que en algunos de los casos superaba el límite anual admisible legalmente establecido. Los 15 trabajadores fueron enviados a sus domicilios ayer, viernes, después de ser sometidos a procesos de descontaminación (principalmente lavados externos). Ninguno de ellos presentaba síntomas como vómitos o mareos, ya que recibieron dosis de contaminación muy inferiores a las que producen esos efectos, según informó ayer Ignacio Lequerica, jefe del Gabinete Técnico de la Presidencia del CSN.

Las únicas personas afectadas habían estado dentro del laboratorio donde se produjo el accidente, según informó el CSN. El alto nivel de radiactividad fue detectado por un laboratorio situado en el mismo edificio que Medgenix y lo denunció a las diez de la mañana de ayer al CSN. Inspectores de este organismo y especialistas del Ciemat realizaron un control radiológico en el edifico y el entorno, según un comunicado del Consejo. Las primeras conclusiones sitúan el accidente a las once de la mañana del jueves, cuando estalló un recipiente que contenía 11 mililitros -50 curios de radiacitividad- de molibdeno 99, un radionucleido utilizado por la empresa en la fabricación de aparatos de diagnóstico médico nuclear.

Según han declarado los trabajadores de Medgenix, la ampolla estalló como si tuviera algún fallo.

La empresa no comunicó el incidente al CNS a pesar de ser obligatorio, comentó Lequerica. El Consejo Investigará las posibles responsabilidades.

Dentro del laboratorio se midieron ayer niveles de contaminación radiactiva muy elevada, que eran inferiores en otras dependencias del edificio. Fuera del recinto el CSN no detectó contaminación.

Los afectados fueron sometidos a diversos exámenes en el Servicio Dosimétrico del Ciemat, que continuará el control de su estado para valorar el impacto de la contaminación que han recibido, calcular las dosis de radiación que pueden recibiren el futuro y hacer el seguímiento de la eliminación del elemento contaminante. "El radiolsótopo que les ha contaminado, molibdeno 99, tiene un periodo de semidesintegración (en que la acumulación se reduce a la mitad) de 66 horas, es decir, relativamente corto", explicó Lequerica. "El elemento radiactivo que produce, tecnecio 99, que es el utilizado para las aplicaciones médicas que fabricaba la empresa, se semidesintegra en seis horas".

"Esto no es Chernóbil"

El concejal de Medio Ambiente y alcalde en funciones de la localidad, José Luis Rodríguez Eyre, se hizo eco de la nota del Consejo de Seguridad Nuclear y declaró a la cadena SER: "Esto no es un Chernóbil, es un pequeño escape de un laboratorio de consecuencias mínimas, que sólo ha afectado a personas que trabajan ahí y creo que además no reviste importancia". Pese a ello, Rodríguez Eyre comentó que en el Ayuntamiento se habían recibido algunas llamadas de vecinos alarmados que deseaban evacuar la zona. Javier Esguevillas, concejal de Deportes y Juventud, reconoció que había cierta preocupación en el equipo municipal. Los concejales mantuvieron anoche "contactos informales", y se espera que en el pleno de hoy (convocado desde hace días), se trate la cuestión. Esguevillas dijo que el municipio estaba, a primera hora de la madrugada de hoy, completamente tranquilo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS