Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspensiones de empleo en Canarias, ante el amarre de la flota pesquera

Santa Cruz de Tenerife

La Confederación Canaria de Empresarios ha solicitado al Gobierno autónomo la aceptación inmediata de los expedientes de regulación de empleo que serán presentados por entidades consignatarias y estibadoras, industrias de frío, talleres de reparaciones navales, transportistas y otras empresas de Las Palmas de Gran Canaria que resultarán afectadas por el amarre de la flota pesquera canaria previsto para el próximo día 28.El actual bloqueo en las negociaciones entre la Comunidad Europea (CE) y Marruecos sobre el convenio de pesca en los caladeros norteafricanos obligará a la flota con base en las islas a regresar al puerto de La Luz y Las Palmas de Gran Canaria. Los empresarios que desarrollan su actividad en tierra y dependen de este sector protestan porque, mientras los armadores y trabajadores del mar recibirán durante el paro ayudas de la CE, ellos no obtendrán ninguna compensación.

El presidente del Gobierno autónomo, Jerónimo Saavedra, ha declarado, tras conocer la propuesta de los empresarios dirigida a la Consejería de Trabajo, que "no habrá más remedio que autorizar las suspensiones de empleo temporales que estén justificadas hasta que la actividad se normalicC.

En total, resultarán afectados por el amarre pesquero unas 15.000 familias, según estiman los representantes empresariales. Las regulaciones de empleo temporales anunciadas incidirán entre el 50% y el 75% de las plantillas de dichas empresas portuarias. Se da la circunstancia de que el puerto de La Luz y Las Palmas atraviesa actualmente por una fase de crisis a causa de la disminución en el número de entradas de buques al mismo.

El sector pesquero andaluz también espera con incertidumbre el amarre de la flota, que deberá permanecer inactiva después de haber cumplido un "paro biológico" de un mes, para permitir que se recuperen los caladeros en los que faenan. Los armadores han expresado a SERVIMEDIA su "desconfianza" en las ayudas de la CE por considerarlas insuficientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de febrero de 1992