Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Guerra quiere provocar un debate en el PSOE con 'Las filípicas'

"Cultura es el reducto para colocar amigos", dice el premio Espejo

La obra Las filípicas: 10 años de Gobierno socialista, del periodista sevillano Antonio Guerra, obtuvo el pasado sábado el 18º Premio Espejo de España, que convoca Editorial Planeta y cuya dotación es de dos millones de pesetas. El libro es un análisis crítico de la década de Gobierno socialista y pretende "provocar un debate en el seno del PSOE". Eduardo Fuentes Gómez de Salazar quedó finalista con la obra El pacto del capó, basada en sus vivencias del 23-F.

Antonio Guerra, que ha escrito sendas biografias de Felipe González y Alfonso Guerra, inicia Las filípicas con la siguiente cita de Nicolás Redondo: "Nunca tan pocos en tan poco tiempo han arruinado tanta ilusión". Y finaliza con otra cita, en esta ocasión de Rosa Luxemburgo: "La libertad es el derecho a discrepar". Guerra asegura: "Estas citas resumen la tesis de libro".Antonio Guerra nació en un pueblo cercano a Sevilla hace 55 años. De familia minera, estudió Filología Francesa y obtuvo una cátedra de instituto en esta especialidad. Siempre combinó la docencia con el periodismo y entre 1977 y 1978 dirigió El socialista. Más tarde estudió medicina y trabaja en el Hospital Universitario de Sevilla.

En 1979 abandonó el PSOE y la política, pero nunca ha dejado el periodismo ni tampoco, afirma, ha renunciado al programa socialista inicial. "Yo no estoy desilusionado con el socialismo, lo que estoy es descontento con cosas que ocurren de manera coyuntural", afirma. "Puede decirse que el libro es una corriente dentro del PSOE, aunque ausente. Nadie me va a quitar las ideas y creo que los que han evolucionado aquí son los otros, no yo".

"El libro está hecho para que el partido recupere estas ideas y las ponga en circulación", añade. "No quiero volver a la política, pero me gustaría que hubiera una incidencia". Con todo, afirma que "no pasará nada, porque el PSOE sabe digerir las críticas". "Es la técnica de Alfonso Guerra: el desprecio al inteligente se hace desde la indiferencia, no del pataleo".

"El fracaso más lamentable"

El libro está escrito en forma de cartas "respetuosas" al presidente del Gobierno. De ahí en parte el nombre de "Filípicas" que, por otra parte, enlazan con las que escribió el filósofo Demóstenes a Filipo de Macedonia.

En la primera parte del libro, la histórica, Guerra desmitifica aIgunos aspectos de la vida interna del PSOE, como el congreso de Suresnes. En la segunda, aborda temas como la justicia -en su opinión llena de carencias-; la sanidad -que califica e "el fracaso más lamentable el Gobierno socialista"-; la educación -en donde salva la gestión de Maravall, pero considera a la LOGSE como "uno de los mayores desastres que va a sufrir el país"-; el problema social -"en donde se ha generado mayor descontento"-; y la libertad, entre otros.

Sobre éste último tema asegura: "No puede haber libertad mientras exista el miedo, y ahora hay un miedo generalizado a caer en el círculo de las antipatías gubernamentales". Para Guerra, la Administración está más politizada que nunca. Considera también que el Ministerio de Cultura, y la mayor parte de consejerías autonómicas, "son lo más parecido a la antigua Secretaría General del Movimiento". "Cultura es el reducto para colocar amigos, amigas y familiares, el mejor sitio para hacer favores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de febrero de 1992