La cuarta parte de la flota congeladora española, paralizada por falta de caladeros

La flota española de los grandes barcos congeladores, con un censo de 190 unidades, está atravesando la crisis más grave de las últimas décadas, según los datos manejados por el sector. Durante los últimos dos años han suspendido pagos un total de 14 empresas dedicadas a esta actividad, mientras otras 10 tienen paralizados sus buques por falta de caladeros. En total, la crisis ha afectado a casi 50 barcos, mientras el sector mantiene unos créditos pendientes en torno a los 30.000 millones de pesetas.

La exportación de barcos, mediante la constitución de empresas mixtas con terceros países, y los desguaces se presentan como las principales salidas para esta flota, ubicada fundamentalmente en los puertos de Vigo y Marín y que en plena ocupación da trabajo en mar a unas 8.000 personas. La Comunidad Europea aprobó recientemente seis proyectos españoles para la constitución de empresas mixtas en Angola, Marruecos y Argentina que suponen exportar un total de 15 barcos con una ayuda comunitaria de unos 2.400 millones de pesetas. España espera nuevas autorizaciones en los próximos meses, aunque son más de un centenar los barcos que aguardan la existencia de fondos suficientes en la Comunidad Europea para operar bajo pabellón de terceros países.Según José Ramón Fuertes, director gerente de la Cooperativa de Armadores del Puerto de Vigo, que aglutina a la mayor parte de esta flota, los problemas de los grandes barcos congeladores no son una cosa de hoy, sino que se arrastran prácticamente desde el ingreso de España en la Comunidad Europea, y especialmente tras la salida, en marzo de 1990, del caladero de Namibia. "La Comunidad Europea", señala, "ha negociado diferentes acuerdos con terceros Estados para mantener la actividad de otras flotas, pero con la flota congeladora no lo ha hecho. Estamos sin acuerdos con países como Canadá, Chile, Argentina o Namibia, donde existen los caladeros para estos buques. Y la realidad es que, donde estamos pescando en la actualidad, las Malvinas, Namibia o el Atlántico norte, es por compromisos negociados por asociaciones o compañías en particular".

El censo actual de la flota de grandes barcos congeladores es de 190 unidades, de las que solamente unas 130 se hallan en activo. El caladero de Namibia ocupaba permanentemente unas 94 unidades, aunque, en realidad, a lo largo del año pasaban no menos de 140 barcos por aquellas aguas. Actualmente, en aguas de Namibia se hallan pescando 14 unidades, mientras las demás han tenido que buscar otros caladeros o permanecer amarradas en puerto. A falta de acuerdos con terceros países, los armadores ven en las exportaciones para constituir empresas mixtas una de las principales salidas para estos barcos. Los armadores lamentan que los grandes congeladores no tengan posibilidad de acogerse a las paralizaciones temporales con ayuda comunitaria como tiene el resto de la flota.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción