Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gorbachov pide ayuda para salvar del hambre a Moscú

El presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, envió ayer un telegrama a los presidentes de Ucrania, Bielorrusia, Kazajstán y Moldavia, solicitando que cumplan sus compromisos de suministros alimentarios a la capital soviética ante la posibilidad de que ésta quede desabastecida en un plazo dramáticamente breve. Para complicar aún más la difícil situación económica de la Unión Soviética, seis repúblicas anunciaron ayer que seguirán las reformas económicas que va a aplicar la Federación Rusa y liberalizarán los precios de los alimentos y otros bienes de consumo a partir de enero de 1992.

El telegrama remitido por Gorbachov a los presidentes de las cuatro repúblicas con mayor potencial agrícola de la unión reza textualmente: "En Moscú hay reservas de carne, aceite vegetal, mantequilla y azúcar sólo para varios días". Además, la demanda de pan y otros productos derivados de la harina ha crecido espectacularmente "mientras que falta capacidad productiva para cubrir las necesidades", sigue el texto. Gorbachov pide que se transporten inmediatamente a Moscú los productos alimenticios según los acuerdos pactados para este año y el próximo.El presidente soviético expresa su preocupación por el malestar social y político que generaría el desabastecimiento "en vísperas del paso decisivo hacia la transición al libre mercado y la liberalización de precios".

Precisamente ayer, los presidentes de las repúblicas de Armenia, Georgia, Kirguizistán, Tayikistán, Uzbekistán y Ucrania, anunciaron un pacto con la Federación Rusa, por el cual coordinarán las medidas económicas a adoptar en la transición hacia la economía de mercado.

Borís Yeltsin comunicó ayer que los precios de los alimentos y otros bienes de consumo serán libres en Rusia a partir del próximo dia 16. La inicial oposición de otras repúblicas a estas medidas por temor a una desmesurada subida de los precios, se tornó ayer en un pacto para avanzar conjuntamente hacia una economía libre siguiendo los pasos de la república más poderosa de la actual unión.

Así, los presidentes de las seis repúblicas citadas acordaron ayer una lista de precios máximos para una serie de productos alimenticios y de primera necesidad, y anunciaron que la liberalización será efectiva a partir de enero del año próximo.

La Federación Rusa -que acaba de aprobar una nueva ley fiscal que introduce los impuestos directos sobre el precio de los productos- había anunciado que preferiría ser respaldada en su transición económica por otras repúblicas, pero estaba dispuesta a seguir adelante en solitario.

La actual situación es propicia para las especulaciones en torno a las posibilidades de que se repita un nuevo golpe por parte de elementos reaccionarios. Ayer, Alexander Yakovlev, principal asesor de Gorbachov y uno de los padres de la perestroika, dijo que "en el país vuelve a crecer la amenaza de derechas, amenaza real y feroz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de diciembre de 1991

Más información

  • Seis repúblicas anuncian que liberalizarán los precios entre este mes y enero de 1.992