Un grupo de empresarios catalanes llega a un acuerdo para adquir el paquete de Akzo en La Seda

Un grupo de empresarios catalanes alcanzó ayer un principio de acuerdo para hacerse cargo de la participación del 57,5% propiedad del grupo holandés Akzo en La Seda de Barcelona. Este grupo se compromete a hacerse cargo del 40% de la deuda financiera de la sociedad, que asciende a 13.500 millones de pesetas, y Akzo asumiría el resto. El pacto, logrado ayer en el curso de una comida que se prolongó durante tres horas y media, queda a expensas de que los bancos refinancien la deuda que asume el grupo comprador.

Los bancos mantuvieron ayer un primer encuentro con ambas partes. Las negociaciones continuarán hoy y es previsible un acuerdo de base para la refinanciación de la deuda en el curso de las próximas horas.El grupo de empresarios catalanes pagaría a Akzo una cantidad simbólica por su participación en La Seda y se compromete a diseñar un plan de viabilidad para salvaguardar Ios intereses de empleados, accionistas y acreedores" de la empresa, según su portavoz, el abogado Juan Vives. La Generalitat ha intervenido en los contactos entre Akzo y el grupo de empresarios. Un representante del Departamento de Industria asistió ayer a las negociaciones en calidad de observador.

El grupo comprador está dispuesto a realizar una oferta pública de adquisición (opa) por el resto del capital de la sociedad. La Comisión del Mercado de Valores (CNMV) está decidida a exigir una opa si hay un sólo comprador para el paquete de Akzo.

Fuentes del grupo comprador y de Akzo afirmaron ayer que el acuerdo definitivo Podría alcanzarse antes de la junta de accionistas de La Seda convocada para el próximo día 1 de agosto por el actual presidente, Lorenzo Gascón.

De esta junta de accionistas podría salir un nuevo consejo de administración. Entre los empresarios integrados en el grupo comprador se encuentra Juan Echevarría Puig, actual presidente de Nissan Motor Ibérica, que se perfila como nuevo presidente de La Seda; los industriales textiles José María Villalonga y Enrique Corominas; el director general de CIRSA y ex director general de Caixa de Barcelona, Andreu Buades; y los abogados Juan Vives (probable vicepresidente de La Seda), Pedro Cuatrecasas, Luis Usón y Joan Piqué Vidal. Se da como probable la entrada en el consejo de Artur Suqué, presidente de Casinos de Cataluña.

El virtual presidente de La Seda, Juan Echevarría, manifestó ayer que el grupo comprador tiene el afán de reflotar compañía pero añadió que es necesario iniciar la búsqueda de un socio industrial que asegure el futuro de la empresa.

El portavoz del grupo de empresarios, Juan Vives, confirmó ayer que su grupo intentará llevar a cabo un plan de viabilidad en La Seda. En una velada advertencia a los bancos acreedores, Vives no descartó la presentación de un expediente "de suspensión de pagos o de quiebra", si en los próximos meses no prospera el reflotamiento de la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de julio de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50