Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aranzadi afirma que Hunosa y empresas de defensa seguirán con ayudas del Estado

El ministro de Industria, Claudio Aranzadi, afirmó ayer que la empresa pública minera Hunosa y algunas sociedades del sector de defensa, dependientes del Instituto Nacional de Industria INI, seguirán recibiendo ayuda económica a través de los Presupuestos del Estado a partir de 1993, en contra de las previsiones iniciales de desvincular el grupo INI de los Presupuestos del Estado. Aranzadi justificó esta decisión por las elevadas pérdidas de estas sociedades. Añadió que el resto de las empresas del INI se desvincularán definitivamente de los presupuestos públicos a partir de 1993.

Las empresas del sector de defensa que, a partir de 1993 continuarán recibiendo fondos públicos, serán la constructora de buques Bazán y la productora de armamento y munición, Santa Bárbara. Aranzadi descartó que Construcciones Aeronaúticas (CASA) y el holding electrónico público Inisel (también dependiente del INI) sigan recibiendo ayudas públicas. En el caso de estas empresas las ayudas públicas cesarán en 1993.El anuncio de que estas empresas públicas no quedarán totalmente desvinculadas de los Presupuestos del Estado supone una rémora para el control del déficit público y choca con los deseos y esfuerzos realizados desde el Ministerio de Economía para reducir el déficit del conjunto de las administraciones públicas. Contra las afirmaciones realizadas ayer por Aranzadi, altos cargos de Economía descartaban en privado hace pocas semanas que los Presupuestos del Estado pudieran seguir aportando dinero a las empresas del INI a partir de 1993.

Aranzadi, que ayer participó en Barcelona en el seminario Estrategia, intereses nacionales y mercado único Europeo, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, dijo que el Ministerio de Industria está preparando la documentación relativa a la necesidad de apoyar económicamente a las empresas en dificultades para presentar ante la Comunidad Europea. Esta necesidad se apoya tanto en razones económicas como en motivos de mantenimiento de empleos y objetivos estratégicos, como es el caso de las empresas de defensa. Con todo, Aranzadi dijo que no es necesaria la autorización de Bruselas para no desvincular Hunosa, Bazán y Santa Bárbara de los Presupuestos.

Aunque Aranzadi dijo desconocer el impacto global presupuestario del mantenimiento de empresas públicas bajo el manto protector del Estado, admitió que en el caso de Hunosa esta empresa minera recibió el año pasado ayudas públicas del Estado por unos 50.000 millones de pesetas.

Endesa y Sevillana

Sobre las negociaciones entre la empresa pública Endesa y Sevillana de Electricidad para que la primera amplíe su presencia en la segunda, Aranzadi dijo que aunque "este tema corresponde a las empresas, sería necesario un desenlace rápido".El ministro, confirmó que un eventual aumento de la participación de Endesa en Sevillana superior al 10% requerirá la aprobación del Consejo de Ministros, según el actual ordenamiento legal.

Añadió que tanto en Endesa como en Repsol existen planes para ampliar su base accionarial privada. En este marco, según Aranzadi, podría ser posible un acuerdo entre Endesa y Sevillana, mediante el cual los accionistas de Sevillana, podrían convertirse en accionistas de Endesa".

Aranzadi no especificó la forma prevista para afrontar una mayor privatización de Repsol, que ya realizó en 1989 la mayor operación de este tipo en la historia española.

En relación con el sector turístico, del que Aranzadi es su máximo responsable, el ministro confirmó que se están produciendo retrasos en la contratación de reservas hoteleras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de junio de 1991

Más información

  • Otras sociedades del INI no dependerán del Presupuesto en 1993