Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno y los grupos guerrilleros camboyanos, acuerdan un alto el fuego

El Gobierno y los grupos guerrilleros camboyanos acordaron ayer un alto el fuego incondicional e ilimitado desde hoy. El acuerdo anunciado en Bangkok por el príncipe Norodom Sibanuk, ex gobernante y líder de uno de los grupos rebeldes, puede acabar con 12 años de guerra civil, dijo el primer ministro camboyano, Hun Sen.

Los Jemeres Rojos -el movimiento más importante de la resistencia camboyana, apoyado por China- aceptaron también este cese de hostilidades, según confirmó Khieu Samphan, uno de sus principales dirigentes. "Ya no hay guerra en Camboya, al manos sobre el papel", declaró Sihanuk, de 68 años, tras dos días de negociaciones en la localidad tailandesa de Pattaya, a cien kilómetros de Bangkok. El plan acepta, durante un periodo de transición, la existencia del Gobierno de Phnom Penh y el de las fuerzas de la coalición tripartida de resistencia.Asimismo propone que el Consejo Nacional Supremo (CNS), pactado el año pasado bajo los auspicios de la ONU para dar cabida a todas las partes en disputa y preparar elecciones generales, instale su cuartel general en la capital y represente al país ante las Naciones Unidas. El acuerdo establece que los dos bandos en conflicto, mientras tanto, continúen "gobernando" en su zona de influencia, con propias banderas, himnos nacionales y leyes. A la espera de las elecciones, los tres grupos de la resistencia, -los jemeres rojos comunistas y los dos grupos no comunistas del príncipe Sihanuk- conservarán el territorio que ocupan en el noroeste de Camboya.

Por otra parte, en un intento por resolver los desacuerdos sobre quién debe ejercer la presidencia del CNS, el príncipe Sihanuk ha propuesto que él mismo sea llamado a convocar las reuniones del consejo, funcionando como secretario general, y que el organismo trabaje interinamente con una presidencia colegiada. No parece que esta iniciativa prospere ya que el primer ministro camboyano, Hun Sen, ha pedido ser nombrado secretario general. El CNS se dotará de una bandera azul celeste y también de su propio himno.

Una larga crisis

Camboya, país del Asia suroriental que integra la península de Indochina, tiene una población de seis millones de habitantes y, tras su independencia de Francia en 1954, fue gobernado varios años por la dinastía Sihanuk. En 1970, Norodom fue derribado por un golpe de Estado del general Lon Nol, patrocinado por Estados Unidos, que estaba. inmerso en la guerra de Vietnam. El neutralista príncipe Sihanuk organizó un Gobierno en el exilio y una alianza con la guerrilla de los jemeres rojos. Derrocado Lon Nol, Norodom Sihanuk se instaló en el poder como jefe de Estado hasta su renuncia en favor de Khieu como presidente y de Pol Pot como primer ministro. Estos dirigentes instalaron en Camboya un sanguinario régimen de terror.En 1979, tropas vietnamitas ocuparon la capital camboyana y derrocaron al Gobierno, estableciéndose después un régimen provietnamita que tuvo que afrontar una nueva lucha de resistencia guerrillera. La retirada de las fuerzas invasoras de Hanoi se acordó en 1989.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de junio de 1991