Al dictado de García Márquez

En la resolución de la Comisión de Cultura del Consejo de Europa se especifica que "la eñe debe ser ten 1 da en cuenta, por ser tina de las letras emblemáticas del alfabeto español, que figura en la propia palabra España y es utilizada por una lengua oficial en todos los organismos internacionales y vehículo de comunicación de 300 millones de personas en el mundo". Y destaca el inmenso valor cultural de la eñe, que con una sola letra expresa un fonema que, en otras lenguas, necesita dos letras (gn, nh, ny).Núñez Encabo reconoció ayer que el texto que presentó a la Comisión se inspiró en el informe de la Real Academia Española y en el comunicado del escritor Gabriel García Márquez (EL PAÍS. 15 de mayo), que escribió: "Los autores de semejante abuso y de tamaña arrogancia [la no obligatoriedad de la eñe en los ordenadores que se comercialicen en España] deberían haber que la eñe no es una antigualla arqueológica, sino todo lo contrario: un salto cultural de una lengua romance que dejó atrás a las otras al expresar con una sola letra un sonido que en otras lenguas romances sigue expresándose todavía con dos letras. Por consiguiente, lo lógico no es que España tenga que renunciar a nada menos que a una de las letras de su propio nombre, sino que otras lenguas del paraíso europeo se modernicen con la adopción de la eñe".

Más información

La noticia de la resolución de los parlamentarios de Cultura del Consejo de Europea llenó de satisfacción a los académicos españoles. El director de la Real Academia, Manuel Alvar, declaró que esta decisión "era la única posible, justa y ecuánime y está dentro de las directrices que ha señalado la propia real academia.

El también académico Gregorio Salvador dijo que es "una gran muestra de sentido común y una aceptación de la realidad por parte del Consejo de Europa". "La eñe como letra independiente es emblemática no sólo en España sino en todo el mundo hispánico", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de mayo de 1991.