Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía interviene en Barcelona 3.000 litografías de Dalí presuntamente falsas

El valor de las obras en el mercado negro supera los 1.000 millones de pesetas

La policía intervino ayer en Barcelona 3.000 litografías de] pintor Salvador Dalí presuntamente falsas, cuyo valor en el mercado negro oscila entre 1.000 y 1.500 millones de pesetas. Los investigadores que detuvieron al presunto responsable de ese tráfico ilegal ignoraban ayer si los grabados se extrajeron de planchas originales o de una plancha también falsa. Robert Descharnes,que administra la sociedad Demart, que gestiona los derechos de autor de Dalí hasta el año 2004, peritará las litografías a finales de mes para aclarar el origen de las mismas.

Ésta es la segunda operación policial que se efectúa contra el mercado de falsos dalís en el espacio de un año. La policía ya intervino en abril de 1990 más de 1.000 litograflias y falsos certificados de autenticidad del pintor en los locales de la empresa Art-Dal, en Barcelona, y en el domicilio de Jorge Morales-, considerado máximo responsable de esa sociedad, en Las Palmas de Gran Canaria.En la operación de ayer, la policía detuvo a Mariano Vaquero, de 45 años, a quien se acusa de haber comercializado las litografías de Dalí. Vaquero es conocido en círculos policiales por haber estado implicado en estafas y falsificaciones de obras de arte. Fuentes próximas a la investigación admitieron que estaban tratando de buscar una conexión entre el marchante de Canarias y Vaquero, aunque por el momento carecían de pruebas para establecerla.

Las litograflias, de unos 20 modelos distintos, entre los que predominaban los motivos quijotescos, fueron localizadas en el despacho de Jacinto M. F., en Barcelona, quien declaró que Vaquero se las entregó para saldar una deuda que tenía contraída con él. Vaquero pasó ayer a disposición judicial, mientras que Jacinto M. F., cuya declaración consta en las diligencias, fue puesto en libertad.

Las litografias recuperadas habrían tenido en el mercado negro un precio por unidad que oscilaría entre 150.000 y 500.000 pesetas, según el cálculo de los investigadores. Las sospechas apuntan a que, antes de la operación policial, algunas reproducciones fueron adquiridas por coleccionistas de Japón, Estados Unidos o de países del norte de Europa, cuyos mercados son los que más cotizan. La policía española ha pedido a la Interpol que investigue cualquier transacción ilegal al respecto.

Los investigadores se inclinan a considerar que las litografías son falsas por varios motivos: primero, porque carecen del obligatorio certificado de autenticidad; en segundo lugar, porque el acusado afirmó en su declaración que las había comprado a un precio excesivamente bajo como para que se tratara de dalis originales y, por último, por los antecedentes del detenido. Sin embargo, esos indicios no son suficientes para afirmar la autenticidad o falsedad de las litografias al no haberse localizado el taller donde fueron impresas, que podría estar situado en algún país extranjero. De ahí que se desconozca si se utilizó una plancha original para reproducirlas o bien una plancha falsa. Por todo ello, la policía ha establecido contacto con Descharnes, que ya colaboró en la operación policial de 1990, para que el próximo 29 de abril determine la procedencia de las litograflas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 1991