El Libro de Bolsillo de Alianza Editorial llega al número 1.500 La empresa publica a Neruda y un catálogo con todos los títulos

El Libro de Bolsillo de Alianza Editorial conmemora el 251 aniversario de su fundación con la publicación de su número 1.500, Veinte poemas de amor y una canción desesperada, de Pablo Neruda, con prólogo de Jorge Edwards. Ha editado, asimismo, un completísimo catálogo que incluye todos los títulos publicados hasta ahora, con su ficha y una breve explicación. En 1966, la colección El Libro de Bolsillo, fundada por José Ortega Spottorno, publicó sus primeros 30 volúmenes. Los ejemplares costaban 50 pesetas. Hoy, 25 años después, publica 60 títulos al año, a un precio que oscila entre las 250 y las 1.000 pesetas, los más caros.

Las cifras que baraja la editorial son millonarias: El principito, de Saint Exupery, casi un millón y medio de ejemplares vendidos; 1. 080 recetas de cocina, de Simone Ortega, un millón de ejemplares; El árbol de la ciencia, de Pío Baroja, 750.00; El lobo estepario, de Hemann Hesse, 450.000; La Regenta, de Leopoldo Alas, 350.000... Y, más recientemente, por ejemplo, la edición de bolsillo de Historia del tiempo, de Stephen W. Hawking, ha vendido 20.000 ejemplares en un mes.La colección El Libro de Bolsillo, además de publicar 60 títulos nuevos al año, reedita otros 300 anualmente.

El secreto de esta colección, que ha sido fundamental en los años sesenta v setenta y que aún hoy sigue siéndolo, es su configuración y diseño inicial.

Ortega Spottorno decidió,en 1965, crear una colección de libros de bolsillo a semejanza de la popular Livres de Poche francesa, pero no únicamente literaria como ésta, sino incluyendo libros de pensamiento, historia y ciencias. El primer título apareció en 1966 y fue Unas lecciones de metafísica, de José Ortega y Gasset, actualmente agotado.

Alrededor de Ortega Spottorno se constituyó un dinámico equipo que llevó adelante el proyecto: Jaime Salinas, que se encargó de los temas literarios; Javier Pradera, que se encargó de las otras áreas; y Daniel Gil, uno de los diseñadores gráficos que revolucionó la industria editorial, a partir precisamente de la colección El Libro de! Bolsillo de Alianza, creando un modelo de gran impacto para el lector, sobre todo en unos años en que el diseño de las portadas carecía de fuerza formal. El trabajo creador e imaginativo de Gil se ha mostrado recientemente en una antológica -con portadas de libros, carteles de cine y objetos- en Madrid.

Equipos como éste no son eternos. Jaime Salinas abandonó Alianza Editorial en 1976 para hacerse cargo de otro proyecto editorial; dos años después José Ortega Spottorno abandona la presidencia y la dirección de la editorial, cargos que ocupa J. Vergara Doncel. Diego Hidalgo se integra en el consejo de administración, en el que permanece hasta 1989. Javier Pradera y Daniel Gil se van poco después.

El modelo continúa

Los fundadores se fueron pero el modelo que ellos crearon continúa. Así lo ratifica el actual director editorial, Rafael Martínez Alés: "Yo me cultivé con los libros de bolsillo de Alianza. No los descubrí en la editorial, los seguía desde el principio. Y cuando llegué, me encontré con unos condicionantes definidos por los anteriores equipos. Una editorial como ésta es un centro aglutinante de gentes muy diversas que se identifican con el producto, desde los que proponen títulos hasta los que los traducen. Éste es uno de los secretos de la colección que, ayer como hoy, ha sabido ser un referente para la comunidad intelectual".Para Pradera, el secreto del éxito de esta colección reside en la capacidad de autores y lectores para identificarse con la imagen de la colección. Jaime Salinas considera que El Libro de Bolsillo puede llegar al número "2.000. 3.000 o 4.000", porque "es un fenómeno que triunfó en el momento en que se lanzó" y porque "la importante labor que se hizo ha marcado la colección y, afortunadamente, obliga a mantenerla esté quien esté".

Salinas está convencido de que el libro de bolsillo tiene un buen futuro, aunque, probablemente, "sufrirá, como otras colecciones, un descenso en la calidad".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS