ECOLOGÍA

Mancha, pero menos

La mayor mancha de petróleo por vertidos durante la guerra, que se estimó en un principio en unos 11,5 millones de barriles de crudo, se evalúa ahora en la mitad, según el World Conservation Monitoring Centre; pero sigue siendo la marea negra más importante que se ha producido. Actualmente cubre una zona de unos 200 kilómetros de costa desde Jafji hasta Abu Ali.Después de varias semanas, la mancha está degradándose: una cuarta parte se ha evaporado, incluida la mayoría de los hidrocarburos volátiles tóxicos, y la luz solar ha fotooxidado otros componentes. El vertido pasa a ser la llamada mousse de chocolate, que luego forma bolas de alquitrán. Parte de estos residuos quedan en suspensión en el agua, de manera que los medios mecánicos de protección costera, como las barreras plásticas o el bombeo desde la superficie, son ineficaces. Una pequeña parte del petróleo se habrá ya depositado en el fondo del mar.

Más información

La dispersión de la marea en los últimos días ha sido menor de lo esperado porque el viento ha soplado desde el Sur, en dirección contraria a la corriente marina. Sin embargo, la dirección ha cambiado y los expertos creen que la mancha avanzará hacia la costa.

Otra mancha de crudo ha sido detectada por los servicios de vigilancia aérea de EE UU a 80 kilómetros al este de la frontera entre Kuwait y Arabia Saudí, al parecer procedente de la terminal de carga de Mina al Barkr.

Aunque las evaluaciones son provisionales, unas 20.000 aves estarían ya afectadas, según el WCMC. No se han registrado muertes de dugongos, pero el peligro se mantiene: para los 3.500 ejemplares del golfo de Bahrein, donde aún no han llegado las aguas contaminadas. El plancton ha decrecido y el deterioro de la cadena alimenticia afecta a la pesca de mariscos y ostras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de marzo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50