Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

Primakov dice en Egipto que se puede evitar el uso de la fuerza

"Es posible modificar la situación actual en sentido positivo sin tener que recurrir a la fuerza", aseguró anoche en El Cairo Evgueni Primakov, el enviado especial de Mijaíl Gorbachov para la crisis del Golfo. Primakov, que acababa de entrevistarse con el presidente egipcio, Mohamed Hosni Mubarak, se mostró "prudentemente optimista" sobre la posibilidad de solucionar el conflicto. El emisario soviético viajó a continuacíón a Yedda, donde hoy tiene previsto reunirse con el ministro saudí de Exteriores, príncipe Saud al Faisal, antes de dirigirse, mañana, a Bagdad."Si todo sale bien, nos reencontraremos en El Cairo [soviéticos y egipcios] muy pronto y estudiaremos todas las coordenadas del problema", manifestó Primakov, dando a entender que habrá una nueva ronda de consultas. El enviado soviético inició el pasado miércoles en Egipto su segundo viaje en un mes por Oriente Próximo, pero no pudo ver entonces a Mubarak porque se encontraba de gira por varios países del Golfo. Ya entonces, antes de viajar a Damasco, insistió en la necesidad de "buscar un arreglo pacífico, [porque] una solución militar sería un desastre".

A ese respecto, el representante de Gorbachov ha vuelto a insistir en la "identidad" de puntos de vista entre Egipto y la Unión Soviética por lo que se refiere a la crisis provocada por la invasión iraquí de Kuwait. Primakov subrayó anoche que su país es partidario del "restablecimiento de la situación previa al pasado 2 de agosto [fecha de la agresión], sin recompensa para el agresor". Esta precisión despeja las dudas suscitadas tras su anterior visita a Bagdad, cuando se especuló que Moscú hubiera podido respaldar algún tipo de compromiso para sacar a Sadam Husein del atasco diplomático.

Viaje relámpago

Este viaje relámpago de Primakov a la región, al estilo norteamericano, concluirá en Bagdad tras una breve escala en Arabia Saudí. Se trata de la segunda visita de un alto responsable soviético al reino tras el restablecimiento, el pasado septiembre, de relaciones diplomátícas entre Riad y Moscú. En cuanto al regreso del enviado soviético a Irak, donde el pasado día 4 se entrevistó con el presidente Sadam Husein, explica, según fuentes soviéticas en la región, "el papel activo que desempeña Moscú para evitar el enfrentamiento armado".

Con el objeto de recabar la última hora sobre la crisis, el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Gianni de Míchelis, llegó ayer a El Cairo, donde también se entrevistó con el presidente Mubarak. Además de recibir información sobre el resultado de la gira del presidente egipcio por la región del Golfo y de las eventuales propuestas de Primakov, De Michelis tenía previsto proponer la firma de un tratado de seguridad para los países ribereños del Mediterráneo. Por su parte, Bagdad sigue jugando a mostrarse igualmente partidario de una solución negociada, aunque no se hado ningún paso en este sentido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 1990