Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

Asesinado el presidente del Parlamento egipcio

El presidente del Parlamento egipcio, Rifaat al Majgub, fue asesinado ayer en El Cairo por cuatro jóvenes. En el atentado fallecieron también tres personas de su escolta, según informó el ministro del Interior, general Abdel Jalim Musa, y un general de la policía que pasaba por el lugar de los hechos y salió en persecución de los asaltantes, que le hirieron. Al Majgub, de 64 años, ejercía el cargo de presidente de la Asamblea desde 1984 y se apuntaba como posible sucesor de Hosni Mubarak en la presidencia de la República. El asesinato se ha producido justo al día siguiente del referéndum en el que el pueblo egipcio aprobó la disolución de la Cámara. Horas después del asesinato, el presidente Mubarak convocó nuevas elecciones para el próximo 29 de noviembre. La segunda vuelta será el 6 de diciembre, y el Parlamento inaugurará sus sesiones el 13.

Al Majgub, antiguo vicepresidente del Partido Nacional Demócrata (en el poder), había sido el objetivo prioritario de las críticas de la oposición islámica y liberal egipcia por su conducta poco democrática y su aversión a la liberalización de la economía de Egipto.La bandera nacional que preside la Asamblea del Pueblo ondea a media asta. El estado de emergencia ha sido decretado en todos los aeropuertos egipcios.

Cuatro desconocidos dispararon sobre el Mercedes blindado de Rifaat al Majgub desde dos motocicletas, con las que emprendieron la huida a continuación. Según el Ministerio del Interior, los escoltas hicieron frente a los asaltantes y llegaron a dispararles, aunque los asesinos lograron escapar. [Uno de ellos fue perseguido por el general de la policía Adel Selim, quien' casualmente pasaba por el lugar del atentado y se lanzo en persecución de los asaltantes. Cuando logró atrapar a uno éste abrió fuego y le hirió en el estómago, a consecuencia de cuyas heridas moría horas después, informa France Presse].

El presidente del Parlamento tenía previsto reunirse en el hotel Meridian con una delegación parlamentaria siria de visita en esta capital. Precisamente, el presidente sirio, Hafez el Asad, fue el primero de los dirigentes árabes en enviar sus condolencias a Mubarak.

Sadam habla con Mubarak

El atentado que ha costado la vida al presidente del Parlamento ha reavivado la implicación de Egipto en la crisis del golfo Pérsico, según algunos observadores. El Cairo se ha erigido en la cabeza visible de los países árabes hostiles al régimen iraquí. [El presidente de Irak, Sadam Husein, llamó personalmente a Mubarak para expresarle su pésame por el asesinato, según informó la agencia Sana]. Para el Ministerio del Interior, existen en la actualidad varios planes terroristas, algunos de los cuales ya han sido descubiertos, encaminados a asesinar a personalidades políticas importantes de Egipto. En ese sentido, Al Majgub era considerado la bestia negra de la oposición islámica, el grupo que más ha tardado en reaccionar a la decisión egipcia de apoyar al régimen kuwaití.

Al Majgub fue profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de El Cairo y más tarde decano de la misma. Autor de varios libros sobre economía, era asimismo miembro del Colegio de Abogados de Egipto. Seguidor fiel de las doctrinas nasseristas, el presidente del Parlamento había sufrido incesantes críticas por sus métodos poco democráticos en la dirección de la Asamblea del Pueblo y por su oposición a la liberalización de la economía del país, impulsada por el anterior presidente de la República, Anuar el Sadat. Al Majgub estaba casado y tenía dos hijos.

El asesinato de Al Majgub ha ocurrido justo en el momento en que se hacían públicos los resultados oficiales del referéndum sobre la disolución de la Cámara. Un 94,35% de los votos emitidos otorgaron un sí a la disgregación del Parlamento. Mubarak organizó la consulta después de que el Tribunal Constitucional declarara nula la composición de la Cámara. Según Jalim Musa, el número total de votantes censados era de 16.273.616, de los cuales han acudido a las urnas más de nueve millones y medio, un 58,56% del total. ,

La razón aducida por el alto tribunal egipcio para la disolución de la Cámara ha sido la anticonstitucionalidad de la ley electoral. El Parlamento fue elegido por última vez en 1987 por escrutinio proporcional, con un solo candidato independiente por circunscripción. La nueva ley de elecciones, promulgada por un decreto presidencial el pasado 25 de septiembre, prevé un escrutinio uninominal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de octubre de 1990

Más información

  • Mubarak convoca nuevas elecciones legislativas para el 29 de noviembre