Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'narcos' secuestran en Colombia al hijo del director del periódico 'El Tiempo'

Los narcotraficantes extraditables del cartel de Medellín secuestraron ayer en Bogotá al periodista Francisco Santos, redactor jefe de El Tiempo e hijo de su director, Hernando Santos Castillo, y reconocieron tener en su poder a Diana Turbay y a Marina Montoya de Pérez. El secuestro de Santos costó la vida a su chófer.

Los extraditables del cartel de Medellín dijeron ayer en un comunicado enviado al diario El Tiempo de Bogotá que tenían en su poder a la directora de la revista Hoy por hoy, Diana Turbay, al redactor jefe de El Tiempo, Francisco Santos Calderón, y a Marina Montoya de Pérez, hermana del ex secretario general de la presidencia del Gobierno Germán Montoya.De esta forma acaba la relativa paz que se alcanzó en el país a finales del pasado julio, cuando el grupo paramilitar los extraditables anunció una tregua en su sangrienta ofensiva terrorista.

El secuestro de Santos fue cometido pocas horas después de que un grupo de hombres armados sacara violentamente de un restaurante a Marina Montoya, hermana del ex secretario general de la Presidencia, Germán Montoya. Hasta anoche no se habían formulado exigencias para su liberación.

Desconcierto policial

Es tal la perplejidad de las autoridades que el comandante de la policía de Bogotá, general Nacim Yanine, declaró a la prensa: "Ojalá, Dios quiera que éste sea un secuestro de características políticas, para enviar algún documento o mensaje".Los dos nuevos secuestros se suman al de otros seis periodistas, desaparecidos el pasado 30 de agosto. Ese día, Diana Turbay, directoria de la revista Hoy por hoy, hija del ex presidente de' la República Julio César Turbay, junto con su editor, Juan Vitta, la reportera del noticiero de televisión Criptón, Azucena Liévano, dos camarógrafos, y el periodista alemán Hero Buss, partieron rumbo a Ias montañas de Colombia". Salieron con la intención de conseguir una entrevista en exclusiva con el hombre que, junto al narcotraficante Pablo Escobar, es señalado como el enemigo número uno del Estado colombiano: el comandante del ELN (Ejército de Liberación Nacional) y ex sacerdote español Manuel Pérez. Pero nunca llegaron a su lugar de. destino. La dirección de este grupo insurgente' manifestó que no esperaba la visita de los periodistas.

Muchos pensaron que la negativa de los guerrilleros se debía razones de seguridad y que los reporteros se encontraban en un lejano y escondido campamento, pero ahora se confirma que los autores fueron los terroristas del narcotráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 1990

Más información

  • Los 'extraditables' rompen la tregua