Saramago acusa a Vargas Llosa de "mal imitador"

El escritor portugués José Saramago y el profesor de la Universidad de Sevilla Pablo del Barco acusaron ayer de "mal imitador" al novelista peruano Mario Vargas Llosa, por su novela La guerra del fin del mundo. Según Del Barco, que intervino en los cursos de verano de la Universidad de La Rábida (Huelva), Vargas Llosa ha "creado una mala novela a partir de uno de los mejores textos de la literatura brasileña: Los Sertones, escrita en 1902, por Euclides da Cunha".Del Barco, también poeta y ensayista sevillano, aseguró que una de las últimas obras de Vargas Llosa, La guerra del fin del mundo, no es más que una imitación deficiente de la buena novela del brasileño Da Cunha. El ensayista sevillano explicó que la obra de Da Cunha es una novela épica en la que se narran unos hechos importantes que vivió el propio autor, durante la formación política de Brasil. "Ésta circunstancia le otorga un atractivo especial, mientras que Vargas Llosa ofrece una épica descafeinada y una mala ambientación".

Por su parte, José Saramago señaló, en un debate posterior, que. "nadie puede intentar escribir de nuevo el Quijote", y se refirió a "la falta de sentido que tiene imitar una buena novela". No obstante, matizó que Miguel de Unamuno en su libro La vida de don Quijote y Sancho tomó a los personajes de Cervantes, "pero lo hizo bien y es muy distinto a lo ocurrido con Vargas Llosa".

A la tesis mantenida por Saramago y Del Barco se sumó el profesor de la Universidad de Barcelona Ángel Crespo, quien afirmó haberle aconsejado a Vargas Llosa la lectura de Los Sertones e, incluso, aseguró que le prestó un ejemplar.

La polémica sobre la obra del escritor peruano se Produjo durante la conferecia de Pablo del Barco incluida en el seminario La Insurgente Narrativa Portuguesa vista por sus Autores y Traductores, que se desarrolla dentro de los cursos de verano de la Universidad Hispanoamericana Santa María de La Rábida, que dirige el propio José Saramago.

El seminario reúne a varios autores portugueses, como Olga Gonçalves, Agustina Bessa Luis y Almeida Faria, así como a los estudiosos de la literatura portuguesa César Antonio Molina, Basilio Losada y Eduardo Naval.

Los Sertones (Os Senbes) es un libro clave en la literatura brasileña, y un modelo de crónica de guerra. Su autor, Euclides da Cunha, es gracias a esa narración -y también a su muerte violenta a raíz de una pendencia de adulterio- un mito en las letras de su país: la Semana Euclidiana es un rito como el carnaval, salvando las distancias.

Euclides, ingeniero militar azuzado desde siempre por la pasión de escribir, cubrió como reportero la campaña que el ejército regular desarrolló en 1896-1897 para exterminar la revolución liderada por el visionario António Conselheiro en la localidad de Canudos. La República de Canudos fue un experimento colectivista inspirado en una concepción mesiánica y teocrática del igualitarismo social. António Conselheiro se erigió en el profeta airado de una redención terrenal de los desposeídos, que le consideraron como un elegido del cielo y signo de que la promesa de justicia evangélica era, a fin, deseada por el Altísimo.

La huella de Canudos, y por tanto la de Os Sertoês, se puede rastrear en la película clave del nóvo cinêma brasileño, Deus e o Diabo na terra do sol (1963), de Gláuber Rocha. El personaje o santo Sebastiâo era un emblema de Conselheiro y la larga serie de mesías irredentistas que buscaron (como Savonarola, el Mahdi, Jomeini) erigir a cidade de Deus, el reino de la justicia divina, en un Nordeste desquiciado y la arbitrareidad de los poderosos, un sertáo, perpetuamente herido por la sequía, desgarrado a la vez por somatenes como António das Mortes a quienes pagaban los colonels (caciques) y por las partidas bandoleras.

Mario Vargas Llosa, en la dedicatoria de su novela La guerra del fin del mundo, dice: "A Euclídes da Cunha, en el otro mundo; y, en este mundo, a Nélida Piñón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de agosto de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50