Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eduardo Mendoza se suma a Félix de Azúa, Tomeo y Vázquez Montalbán en la aventura escénica

Los cuatro escritores acometen proyectos teatrales en la actualidad

La pasada temporada teatral, tres escritores barceloneses, Javier Tomeo (aragonés afincado desde hace años en Barcelona), Manuel Vázquez Montalbán y Félix de Azúa, vieron cómo tres de sus novelas -Amado monstruo, El pianista e Historia de un idiota contada por él mismo, respectivamente- llegaban a los escenarios. Y las tres en adaptaciones teatrales en lengua francesa, interpretadas y dirigidas por franceses. La aventura teatral de los tres novelistas sigue ahora su curso con buen viento, y en la próxima temporada se les sumará otro ilustre novelista barcelonés, Eduardo Mendoza, que hará su debú teatral con una obra escrita en catalán, Restauració, dirigida también por un francés.

A raíz de la excelente acogida que tuvo en París, la versión francesa de Amado monstruo se representó en diversos escenarios europeos e hizo que otros directores se interesasen por la obra. Tal es el caso del suizo Félix Prader, que la ha adaptado al alemán y el próximo 30 de junio la estrenará en uno de los principales teatros de Europa: el célebre Schaubühne am Lehniner Platz, de Berlín. Otra versión de Amado monstruo, esta vez en portugués, aguarda para ser estrenada en Lisboa, a finales de octubre.Mientras tanto, otro texto de Tomeo, El mayordomo miope, va a ser estrenado el 29 de este mes en el Théátre Marie Stuart de París, en francés, con adaptación teatral de Domini que Labarriére y Enrique Fiestas, un actor y director español afincado en París.

A diferencia de Tomeo, Vázquez Montalbán sí tenía una cierta experiencia teatral, pero jamás había obtenido un gran éxito como el alcanzado en Francia con la adaptación de su novela El pianista, realizada por él mismo bajo el título El viaje o los cadáveres exquisitos; Georges Tyras la tradujo al francés y Ariel García Valdés la dirigió en Grenoble (18 abril 1989), con un gran reparto. El mismo García Valdés dirigiría luego la versión catalana que se estrenó en el Centre Dramátic (Romea). Ahora, Vázquez Montalbán vuelve al teatro con El supervivent, que se estrena esta semana en el Teatre Regina de Barcelona, y con un nuevo proyecto para el Centre Dramátic de la Generalitat. La pieza, en traducción catalana de Josep Maria Benet i Jornet y con dirección de Jaume Villanueva, cuenta con Santi Sans y Elisenda Ribas como intérpretes. Manuel Vázquez Montalbán explica: "El supervivent nació como una petición personal de Santi Sans. Quería una evocación de los últimos 50 años de historia de España hecha a medida de su carácter de caricato, de su capacidad de imitar voces y personajes. En esencia, El supervivent es como un balance agridulce de 50 años de la historia de España. Describe la moral del superviviente desde 1939 hasta ahora, la peripecia vital de un individuo que busca un lugar bajo el sol".Vázquez Montalbán distingue radicalmente esta obra de la adaptación teatral de El pianista: "Aquí no hay una visión crítica de la historia como en El pianista, es simplemente la visión de una gente con unas grandes ganas de vivir".

"Escribí la pieza pensando en la escena y en Santi Sans, a la medida de sus posibilidades.En la obra se convierte en Franco, en Alejandro Ulloa, en Felipe González...".

Vázquez Montalbán tiene otro proyecto teatral: "Es una pieza de teatro a palo seco", dice, "no una adaptación ( ... ). Se titulará La noche que participamos en la conquista del espacio, y es eso: el relato de la peripecia de un astronauta español y sus consecuencias". Es resultado de una petición de Ariel García Valdés.

En cuanto a la novela de Azúa, Christian Plézent leyó por casualidad la traducción francesa de Historia de un idiota, y pensó que era un buen texto para llevarlo al teatro. Su compañera, Micheline Bourgoin, realizó la adaptación teatral y ésta se estrenó en Barcelona. En la actualidad el texto se halla en manos de Lluís Pasqual y es muy probable que se estrene en París, en el Petit Odéon, durante la próxima temporada, interpretado y dirigido por el mismo Plézent.

En el caso de Eduardo Mendoza no se trata de ninguna adaptación. Restauració, que tal es el título (provisional) de la pieza, es una obra teatral escrita en catalán; la primera obra teatral que estrena el autor de La ciudad de los prodigios.

Restauració es un encargo: la actriz Rosa Novell le pidió una obra y Mendoza le regaló el personaje de Mallenca, la protagonista de Restauració, una mujer con una cierta historia que vive en la Cataluña de los últimos días de la guerra carlista; una mujer y tres hombres, tres espejos donde se refleja el rostro de esa mujer que, al final de la obra, verá entrar en su casa al mismísimo rey Alfonso XII.

El montaje lo dirigirá también Ariel García Valdés. Y ya hay lugar y fecha para el estreno: será en el Centre Dramátic (Romea) el próximo 18 de noviembre, en el Festival de Tardor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de mayo de 1990