Mario Muchnik, obligado a abandonar la editorial que fundó

El editor intenta recuperar las acciones que vendió a Difusora Internacional

Mario Muchnik ha sido despedido como director de Muchnik Editores por Joan Seix, consejero general de Difusora Internacional, empresa que hace año y medio adquirió la editorial, según confirmó ayer a este diario el propio Muchnik. El ex director posee aún un 20% de las acciones en Difusora, e intenta volver a comprar la empresa, aunque medios próximos a la negociación consideran inviable esta posibilidad. Fundada por Mario Muchnik en 1973, Muchnik Editores ha publicado a autores tan significativos como Elías Canetti o Bruce Chatwin, y últimamente De parte de la princesa muerta, de Kenizé Mourad -que fue un auténtico récord de ventas-, y Alamut, de Vladimir Bartol.

"El 30 de marzo Joan Seix me comunicó por carta que un mes más tarde quedaba despedido", manifestó Muchnik. "No habían existido roces ideológicos, ni se me daban razones. Pero, desde el punto de vista jurídico, la decisión es impecablemente legal, porque el consejero delegado tiene esa potestad. No estoy, pues, en estado de guerra, sino en estado de despido".Mario Muchnik posee un 20% de acciones de Difusora Internacional, e intenta recomprar Muchnik Editores a los propietarios. "Siempre he sido hombre sin dinero, y más en este momento" señaló el editor. "Estoy a la caza de socios para volver a ser el dueño de la editorial, que decidí vender a Difusora porque nos habíamos convertido en una empresa que crecía y necesitábamos inversión: Difusora Internacional buscaba una vía de apertura al canal de librerías, y por tanto el acuerdo fue satisfactoria para ambas partes".

Cifras

Muchnik admitió ayer que la editorial que ha dirigido hasta ahora tiene contraída una "pequeña deuda", cuya cuantía no quiso concretar. Muchnik remitió al respecto a este diario a Joan Seix. El consejero delegado de Difusora Internacional no quiso hacer declaraciones, aunque fuentes de la editorial afirmaron que la situación exige un compás de espera, quizá de unos dos meses, para tener bien diseñado el futuro de Muchnik Editores. La mismas fuentes dijeron que Difusora prefiere aguardar la resolución de la posible negociación de readquisición de la propiedad de la editorial por parte de Mario Muchnik.Otras fuentes próximas a la negociación indicaron que en un principio se había hablado de una cantidad de 40 millones para la recompra, pero que, con posterioridad, la cifra inicial prácticamente se duplicó, lo que, añadieron, podría hacer inviable para el ex director volver a adquirir la editorial que fundó.

Muchnik insistió en que, pese a esa "pequeña deuda", Muchnik Editores funciona económica mente bien. "Lo cierto es que en la actualidad", afirmó, "resulta un buen partido.

En los dos últimos años han multiplicado por cinco las cifras de negocio. Y en el presente ejercicio estamos un 50% por encima en beneficios del presupuesto fijado". Difusora Internacional es una editorial especializada en la venta a crédito, con una rama dedicada a librerías que hasta ahora ha cubierto Muchnik Editores. En el catálogo a crédito, Difusora vende volúmenes de documentacion, anuarios, cronologías y biografias de personajes históricos o de actualidad. Tiene previsto publicar próximamente un libro sobre prehistoria.

Euroficción

La desaparición de Muchnik al frente de Muchnik Editores añade un interrogante sobre el futuro del Premio Euroficción, convocado por Muchnik Editores conjuntamente con otras editoriales y del que Mario Muchnik era uno de los principales impulsores. En teoría la empresa sigue vinculada con la iniciativa, pero las fuentes de Difusora Internacional no arrojaron ninguna luz sobre la política que van a seguir respecto a la convocatoria.Pero la gran expectación de los lectores fieles a Muchnik Editores puede girar sobre el mantenimiento o no de la línea editorial.

Mario Muchnik, apasionado por el estudio de los temas relacionados con el mundo de los judíos desde una óptica no confesional o sionista, se convirtió en una referencia básica del lector interesado en la herencia judía en las sociedades contemporáneas. El propio Muchnik ha escrito una historia sobre el pueblo judío.

Del planteamiento abierto de Mario Muchnik como editor da cuenta que los máximos éxitos comerciales le vinieron dados por dos libros de temática más cercana a lo islámico que a lo judío, como son los de Kenizé Mourad (una historia familiar en la época de la descomposición del imperio otomano) o VIadimir Bartol (el episodio de la secta de los asesinos y del Viejo de la Montaña). Otros autores providenciales económicamente para la editorial han sido los dos premios Nobel Elias Canetti y Elle Wiesel. Entre los títulos más recientes de Muchnik Editores cabe citar Viaje al centro de la fábula, de Augusto Monterrosso, del que ya había publicado La palabra mágica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de mayo de 1990.