Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan

Este es el texto de la declaración del Gobierno:"En primer término [el Consejo de Ministros] ha constatado la ineludible necesidad de contemplar estas actividades [promoción del cine y artes audiovisuales] no sólo como medios esenciales de expresión cultural, sino también en su vertiente industrial y tecnológica. Basta con sefialar a estos efectos que, según estimaciones de la Comisión de las Comunidades Europeas, a partir de 1995 el mercado mundial del sector audiovisual producido y difundido con nuevas tecnologías será de 10.000 millones de ECU (unos 1.325 billones de pesetas) anuales".

"Asimismo, se ha constatado que se va a producir en los próximos años un excepcional incremento en la demanda de obras cinematográficas y audiovisuales, y ello tanto en el ámbito nacional como en el europeo -en la actualidad, las empresas europeas de producción audiovisual cubren únicamente el 25% de la cuota del mercado europeo-, y, en consecuencia, el principal reto al que deberá hacer frente el sector español de la producción consistirá, precisamente, en ser capaz de atender con las debidas exigencias de calidad y costes competitivos dicho aumento de la demanda".

MÁS INFORMACIÓN

Profundas transformaciones

"Por otra parte, la profunda transformación en los sistemas de explotación de las películas, que ha supuesto que su exhibición en salas públicas deje de ser su principal fuente de ingresos y quede sustituida por su distribución en soporte videográfico y su diftisión por televisión, que aconseja la adopción de acuerdos institucionáles e intersectoriales, y en particular entre las áreas de producción cinematográfica y organismos de Televisión, mereciendo a este respecto una valoración especialmente positiva el convenio formalizado entre el Ministerio de Cultura y TVE."

"Desde estas perspectivas, se considera que las medidas del Estado para el fomento del cine y las artes audiovisuales deberán centrarse en los siguientes objeti vos prioritarios: 1.- Potencia ción y desarrollo del sector em presarial de productores independientes, considerando que la capacidad de superar con éxito los retos de carácter cultural, tecnológico e industrial que se presentan dependerá sobre todo de la capacidad de respuesta de los sectores profesionales y empresariales. 2.- Creación de las infraestructuras y equipos técnicos necesarios para el establecimiento de una industria permanente y competitiva en los mercados na cional e internacional. 3- Formación y desarrollo profesional en las áreas artísticas, técnicas y comerciales" `

"Para conseguir estos objetivos se ha considerado indispensable la elaboración por Cultura del correspondiente plan nacional y plurianual para la promoción y desarrollo de la industria cinematográfica y audiovisual española, en el que, dadas sus implicaciones de carácter económico, empresarial, industrial y tecnológico, sea necesaria la participación y colaboración en su elaboración, desarrollo y ejecución de los restantes departamentos afectados, y muy en particular del Ministerio de Industria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de enero de 1990