Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hostelero arremete contra el Ayuntamiento de Vitoria por prohibir la venta de alcohol a menores

PEDRO GOROSPE, El propietario y copropietario de varios pubs y bares de Vitoria, alguno de los cuales con un público mayoritariamente adolescente, ha declarado la guerra al Ayuntamiento de Vitoria tras la aprobación de una ordenanza que prohíbe el suministro y venta de alcohol a menores de 18 años y el acceso de menores de 16 a establecimientos públicos cerrados -bares, discotecas, pubs- que sirvan alcohol. El pasado fin de semana convocó, bajo el nombre de Juventud Vitoriana, a unas 1.500 personas ante la casa del alcalde, José Angel Cuerda, para protestar ruidosamente por la decisión municipal. Varios jóvenes de Vitoria fueron ingresados con coma etílico en las últimas semanas, según fuentes municipales.

Según datos del Gobierno vasco, el 25,8% de los adolescentes de esa comunidad autónoma bebe en exceso durante el fin de semana, y el 6% lo hace habitualmente."No se trata de promover una ley para los jóvenes", explica la vicealealdesa del Ayunta miento vitoriano, María Jesús Aguirre, "porque la ordenanza no tiene un espíritu exclusiva mente represivo. Se trata simplemente de promover una cultura de la salud que solucione progresivamente el incremento detectado de consumo de alcohol entre los más jóvenes".

La normativa emana de la ley de drogodependencia aprobada por unanimidad, en no viembre de 1988, en el Parla mento vasco, que prohíbe la venta de tabaco y alcohol a menores de 18 años.

Esta portavoz del Ayunta miento dijo ayer que la capita alavesa está a la cabeza del Estado en cuanto a consumo de alcohol entre adolescentes.

Coma etílico

Varios casos recientes de coma etílico en los centros de urgencias de los hospitales de Vitoria acreditan un aumento importante del consumo en torno a los locales de moda de la capital vitoriana, alguno de los cuales son propiedad en todo o en parte de Javier Saldaña, promotor de la campaña contra el Ayuntamiento, y más concretamente contra el alcalde José Ángel Cuerda.

El pasado fin de semana convocó, bajo el nombre de Juventud Vitoriana, a un colectivo de unas 1.500 personas frente a la casa del primer edil para protestar de forma ruidosa por la política municipal en cuestión de prevención contra el consumo de alcohol.

Los jóvenes colocaron carteles y rompieron el portero automático de la casa en uno de cuyos pisos vive José Ángel Cuerda, según fuentes municipales. Una actitud que la vicealcaldesa calificó de "mafiosa".

Sin embargo, el hostelero califica el enfrentamiento de persecución contra su persona y sus propiedades, y asegura, tras un primer momento de crítica a la ordenanza, que el fondo del conflicto no tiene nada que ver con la prohibición de venta de alcohol, sino con la ausencia de Policía Municipal en la calle Zapatería.

Javier Saldaña y otros propietarios de bares de esta calle han solicitado en reiteradas ocasiones mayor protección contra los traficantes de droga, que son habituales en esa zona de la ciudad, y han protagonizado actos como recorrer encapuchados la calle para ahuyentar a los camellos. Fuentes policiales han reconocido en varias ocasiones que es más "cómodo" tener a los traficantes localizados en una calle que dispersos por toda la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de enero de 1990

Más información

  • La capital alavesa está a la cabeza del Estado en cuanto a consumo de alcohol entre adolescentes