La guerrilla reanuda los ataques San Salvador

La guerrilla salvadoreña reanudó los ataques a posiciones militares, pero ahora, en vez de los barrios pobres, como lo hizo al comienzo de la ofensiva el pasado día 11, sobre los lujosos barrios de San Benito y Escalón, en el norte de San Salvador. El Ejército continuaba anoche sus esfuerzos para desalojar a los rebeldes que se habían atrincherado en las lujosas residencias de Escalón para diplomáticos y altos funcionarios.

La guerrilla accedió a un alto el fuego provisional para que puedieran ser evacuados dos centenares de norteamericanos que abandonarán El Salvador en las próximas horas.Según el FMLN, esta ofensiva está dirigida a "poner de igual a igual" a los rebeldes y el Gobierno que preside Alfredo Cristiani, para buscar una negociación y terminar la guerra en El Salvador, que en la última década ha causado más de 70.000 muertos.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores español, Francisco Fernández Ordóñez, prácticamente concluyó ayer sus consultas con embajadores americanos acreditados en Madrid para instarles a que continúen el diálogo para pacificar la región que mantuvieron en Tela (Honduras) el pasado mes de agosto, informa Ignacio Cembrero.

Los jefes de Estado centroamericanos tienen previsto reunirse de nuevo a mediados de este mes en Managua pero la reciente ruptura de relaciones entre El Salvador y Nicaragua amenaza la celebración del encuentro porque el presidente salvadoreño Alfredo Cristiani no piensa asistir.

Para desbloquear la situación el presidente de Guatemala Vicenzo Cerezo ha propuesto que la reunión tenga lugar en su capital, una sugerencia que cuenta con el respaldo de España. "El mensaje que les hemos transmitido", comentó el jefe de la diplomacia española, "es que el diálogo debe continuar a toda costa". "Pero", añadió, "no se trata de una mediación y ni siquiera se puede hablar de misión de buenos oficios".

Fernández Ordóñez recibió el miércoles a los jefes de misión de México, Colombia, Venezuela, ayer a los de Nicaragua, El Salvador, Guatemala Honduras, Costa Rica, y Canadá y hoy al de EE UU, Joseph Zappala. La comparecencia del embajador canadiense de explica porque su país participa, junto con España, en la fuerza de Naciones Unidas para Centroamérica (ONUCA) que empezará a desplegarse el próximo 1 de diciembre.

El portavoz del ministerio soviético de Asuntos Exteriores, Gennady Gerasimov, desmintió, por otra parte, ayer en Roma que la URSS o sus aliados latinoamericanos suministren armas a la guerrilla salvadoreña, según informó la agencia Reuter.

Dos días antes Bush señaló que había recibido una llamada de Oscar Arias en la que el presidente de Costa Rica le pidió que solicitase a Gorbachov que interrumpiese sus envíos de armas a Cuba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de noviembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50